1 % de la riqueza financiera global resolvería los ODS

1 % de la riqueza financiera global resolvería los ODS

Se está produciendo una cambio en la percepción de la inversión responsable, que pasa de ser considerada una herramienta para mitigar riesgos a una oportunidad de inversión. Un momento decisivo llegó en 2015 con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas para 2030. Actualmente gobiernos, organizaciones internacionales y filántropos consideran que algunos Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas para 2030 (ODS) son clave incluso para la supervivencia de la especie humana. Inicialmente estaban concebidos para los gobiernos, pero requieren entre 3,3 a 4,5 billones de dólares/año hasta 2030 y se estima que la brecha es de 2,5 billones/año. Es una de las razones por las que en esta década estamos viendo un cambio de consideración respecto al impacto positivo.

Al respecto, ya no se trata solo de ser buenos ciudadanos o de minimizar riesgos, sino de capturar una increíble oportunidad de inversión. Más aún, 16 billones de dólares se transmitirán los próximos 25 años a la nueva generación y 79% de los millennials ya cree que los problemas sociales y ambientales son más importantes que la acumulación de riqueza para su legado (fuente: Wealth-X, The New Face of Wealth, The Economist 2018). Así, pues, emplear 1% de la riqueza financiera global total, estimada en 250 billones de dólares (BCG Global Wealth 2021, incluyendo efectivo y depósitos) resolvería los problemas.

De hecho, un enfoque de inversión es necesario para ganar escala en las correspondientes soluciones y hacerlas estándar o que sean ampliamente utilizadas. El espectro incluye inversión que integra factores ambientales, sociales y de gobernanza (ASG), la que promueve características ambientales y sociales y la de impacto positivo, dirigida a actividades que contribuyen a objetivos ambientales o sociales, correspondiente con al Art.9 de clasificación del Reglamento de Divulgación sobre finanzas sostenibles de la UE.

Así, aunque mediante la filantropía es posible financiar una idea, incluso si tiene bajas probabilidades de tener éxito, una vez que hay un prototipo y la idea comienza a “venderse”, es con la inversión como es posible apoyarla o facilitar que sea escalable. De hecho la inversión de impacto, a menudo considerada “capital paciente”, es necesaria para generar cambio sistémico. Es el caso del modelo lineal de extraer recursos, utilizarlos para producir, consumirlos y desperdiciarlos, que ya no es sostenible. Necesitamos un modo circular y tal cambio requiere apoyarse en la inversión.

Efectivamente, los inversores pueden encontrar oportunidades responsables en agricultura y seguridad alimentaria, infraestructuras, bonos verdes y capital privado. De hecho la industria financiera ha respondido mediante soluciones que se han comportado mejor durante la crisis Covid al tiempo que un número creciente de estudios confirma que la inversión responsable no perjudica la rentabilidad y puede ser superior a largo plazo. Por su parte el mercado de inversión de impacto, ya alcanzó en 2020 aproximadamente 715.000 millones de dólares en activos bajo gestión, según Global Impact Investment Network. Entonces una de cada cuatro oficinas de familia (estructuras y profesionales dedicados a conservar la riqueza económica de la familia y formar la siguiente generación) a nivel mundial ya dedicaba recursos a la inversión de impacto y dos tercios de las mismas planeaba aumentarlos hasta el 10 a 100% de sus carteras los próximos cinco años.

Sea lo que sea, la evidencia empírica de miles de estudios señala que invertir teniendo en cuenta criterios ASG produce exceso de rentabilidad y reduce riesgo a largo plazo. De manera que cada vez vemos más colaboraciones entre Fundaciones y Capital Riesgo. Con ello se cubre todo el espectro del uso de la riqueza, en un continuo destinado a hacer cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas para 2030.

Fuente: https://diarioresponsable.com/

Otras Fuentes
Categorias: Internacional, Noticias

Escribir Comentario

<