BASF y Club de Excelencia en Sostenibilidad buscan las mejores prácticas en Economía Circular

BASF y Club de Excelencia en Sostenibilidad buscan las mejores prácticas en Economía Circular

El Grupo BASF y el Club de Excelencia en Sostenibilidad han abierto la convocatoria para la primera edición de los premios a la mejor práctica en Economía Circular, unos galardones que nacen para reconocer aquellos proyectos e iniciativas que contribuyan a circularizar la economía.

La economía circular es uno de los grandes retos para BASF, que sitúa uno de sus focos prioritarios en la innovación para hacer frente a los retos de la energía inteligente, la alimentación, la movilidad y la vida urbana. BASF participa en la iniciativa New Plastics Economy de la Fundación Ellen McArthur, que cuenta con la colaboración de empresas y profesionales del sector químico para repensar y rediseñar el futuro del sector de los plásticos. Además, la compañía trabaja con otros participantes para acelerar la transición hacia una economía circular para los plásticos y asegurar los beneficios que puede aportar.

El objetivo de los premios es reconocer aquellos proyectos que, basados en la economía circular, contribuyan o tengan el potencial de contribuir de forma sustancial al desarrollo de la competitividad empresarial de nuestro país, con especial atención en aquellos proyectos que incluyan la perspectiva de la sostenibilidad ambiental y social en el desarrollo y objeto de los mismos.

Sobre la iniciativa, Carles Navarro, Director General de BASF Española, ha comentado que “para BASF la economía circular y sostenibilidad están en el eje central de nuestra estrategia, porque sólo puede ser sostenible. Por tanto, cualquier iniciativa encaminada a fomentar nuevos modelos de negocio circulares, nuevos productos y servicios que sean beneficiosos para la sociedad y el medio ambiente, siempre tendrá a BASF como aliado. La convocatoria de estos premios es una prueba más de nuestro compromiso para crear química para un futuro sostenible”.

Convocatoria

La convocatoria está dirigida a proyectos e iniciativas que contribuyan a circularizar la economía y que hagan frente al desafío de los recursos naturales limitados a través de los distintos modelos de negocio circulares:

Suministro circular: aprovechamiento de materiales reciclados, reutilizables, en lugar de materiales nuevos.
Recuperación de recursos a través de procesos innovadores que permitan impactar de forma positiva en la cadena de valor.
Extender la vida del producto a través de la recuperación, reventa o la innovación y el eco-diseño.
Plataformas para compartir productos o servicios: conectar a usuarios para fomentar el uso compartido de diferentes productos y/o servicios que minimicen el impacto ambiental.
Productos como servicios: ofrecer servicios de pago por un producto manteniendo la propiedad del mismo para la posterior recuperación de los recursos.
Innovación en procesos mediante la producción en ciclo cerrado, con el objeto de maximizar el uso de los recursos y minimizar el impacto ambiental.
Cuentan con 4 categorías que pretenden poner en valor las iniciativas más destacadas en Economía Circular que se están llevando a cabo en España: Mejor iniciativa pública, Mejor práctica circular en grandes empresas, Mejor práctica circular en PYMES y Mejor start-up circular.

El plazo de recepción de candidaturas, que ha dado comienzo hoy, estará abierto hasta el próximo 15 de julio 2019. Las bases están disponibles en la web del Club de Excelencia en Sostenibilidad.

El jurado estará compuesto por reputados expertos a nivel institucional, académico y empresarial en materia de innovación empresarial y tecnológica, desarrollo de programas formativos, y de sostenibilidad, además, por altos directivos de BASF en España y el Club de Excelencia en Sostenibilidad. Este jurado valorará las incitativas teniendo en cuenta los principales criterios del premio: el impacto económico, social y ambiental; la consistencia y permanencia del proyecto en el tiempo; la aplicabilidad real y replicabilidad del modelo; la originalidad y carácter innovador de la propuesta; el alcance geográfico/personas/ organizaciones implicadas; la diseminación en la cadena de valor de la empresa en caso de que aplique; y la existencia de objetivos claros y medibles e indicadores de seguimiento.

Fuente: https://www.compromisorse.com

Categorias: Buenas Prácticas RS

Escribir Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
Campos Obligatorios*