Cepsa abre el camino de la química circular

Cepsa abre el camino de la química circular

La empresa ha suministrado a Unilever NextLab alquilbenceno lineal (LAB), una nueva gama de productos sostenibles que incluye materias primas renovables y recicladas. Esto marca un hito en la química circular ya que el NextLab lineal se fabrica utilizando carbono verde derivado de la biomasa, en lugar de los combustibles fósiles que la industria ha empleado hasta ahora para fabricar productos de limpieza y cuidado del hogar.

Cepsa Química marca un hito al avanzar en el suministro a Unilever, fabricante líder de bienes de consumo, de NextLab alquilbenceno lineal (LAB), una nueva gama de productos sostenibles que incluye materias primas renovables y recicladas. De este modo, la compañía se introduce en la química circular ya que el NextLab lineal se fabrica utilizando carbono verde derivado de la biomasa, en lugar de los combustibles fósiles típicamente utilizados.

A día de hoy, el 85% de la demanda global de carbono en el sector de la química y los materiales derivados se sigue cubriendo con carbono negro, que procede de combustibles fósiles. Al ofrecer alternativas renovables y recicladas, Cepsa Química marca el camino hacia una industria química circular, a la vez que impacta directamente en el planeta, tanto en su propio proceso de producción, como en el de sus compradores.

Cabe destacar que Cepsa utiliza un enfoque de “equilibrio de masas” para crear NextLab lineal, de este modo, las fuentes tradicionales de carbono negro se mezclan y coprocesan con las de origen vegetal, conocidas como carbono verde. Posteriormente, se realiza un seguimiento a lo largo de todo el proceso de producción para garantizar que un volumen adecuado del contenido de carbono verde se encuentra en el surfactante final LAS. Fabricar surfactantes de esta manera no solo es la alternativa, más viable a corto plazo, a los productos derivados del carbono puramente fósil, sino que es un paso vital en el cambio de la petroquímica hacia las materias primas renovables.

Mediante esta iniciativa, Unilever se convierte en la primera compañía del mundo en utilizar el NextLab lineal (LAB), que incorpora biomasa de origen certificado, lo que da como resultado un surfactante LAB idéntico en propiedades y rendimiento a los surfactantes tradicionales. La compañía utilizará NextLab lineal (LAB) para fabricar sulfonato de alquilbenceno lineal (LAS), el surfactante sintético de mayor volumen del mundo y su materia prima clave para marcas como Persil, Cif y Sunlight. Los surfactantes son fundamentales en la elaboración de productos de limpieza. Sin embargo, todo el surfactante LAS se fabrica hoy en día a partir de combustibles fósiles. Utilizar un LAB hecho a partir de biomasa renovable para producir LAS, no solo es una forma más sostenible de producir esta materia prima, sino que también ayuda a reducir la huella de carbono de los productos finales.

El negocio de Cuidado del Hogar de Unilever anunció el año pasado que remplazará el 100% del carbono derivado de fuentes negras en sus formulaciones de limpieza y lavandería, con carbono renovable o reciclado, una estrategia ilustrada en su modelo Carbon Rainbow.

Dado que las sustancias químicas utilizadas en los productos de limpieza y lavandería de Unilever constituyen la mayor proporción de su huella de carbono (46%) a lo largo de su ciclo de vida, ser pionero en el uso de nuevas sustancias químicas innovadoras, fabricadas con materias primas renovables, permitirá a la empresa desbloquear nuevas formas de reducir la huella de carbono de sus productos. La inclusión de NextLab lineal en las formulaciones no supondrá ningún cambio en el rendimiento de los productos que los consumidores conocen y en los que confían. Con NextLab, Cepsa Química refuerza el compromiso de acompañar a sus clientes en el desarrollo de productos cada vez más sostenibles y respetuosos con el medio ambiente.

Fuente: https://diarioresponsable.com/

Otras Fuentes
Categorias: Buenas Prácticas RS

Escribir Comentario

<