Claves para una nueva normalidad responsable y sostenible

Claves para una nueva normalidad responsable y sostenible

Forética ha presentado su último informe con el objetivo de aportar a la importante tarea de integrar la sostenibilidad en la estrategia empresarial en los nuevos escenarios de recuperación post COVID-19. La publicación se enmarca dentro del proyecto ‘Futuro de la sostenibilidad’ que tiene el objetivo de analizar escenarios post pandemia y herramientas en aspectos ESG (ambientales, sociales y de buen gobierno) dirigidas a Consejos de Administración, Alta Dirección y áreas estratégicas.

La pandemia de coronavirus llegó de manera inesperada y obligó a todos los sectores a trabajar con rapidez para adaptarse e intentar mitigar los efectos lo mejor posible. Tras la primera respuesta ágil e inmediata de las empresas frente a la crisis de la COVID-19, Forética, en colaboración con el World Business Council for Sustainable Development (WBCSD) y su red de socios en España, decidió lanzar una alianza empresarial denominada “El futuro de la sostenibilidad: Resiliencia y ‘nueva normalidad’ de las empresas” con el fin de analizar el impacto de la COVID-19 a largo plazo desde el ámbito de la sostenibilidad y con foco en la visión ESG (aspectos ambientales, sociales y de buen gobierno por sus siglas en inglés) de las empresas.

En el marco de la alianza empresarial desarrollada por más de 60 grandes empresas sobre el ‘Futuro de la sostenibilidad’, Forética ha presentado el informe ‘Escenarios de Recuperación post COVID-19: Maximizar el impacto de la sostenibilidad en la estrategia corporativa’. Este análisis pone a disposición de las empresas una serie de herramientas que faciliten el diseño de estrategias de recuperación que garanticen una ‘nueva normalidad’ más sostenible y responsable. Para ello, analiza los diferentes escenarios posibles a futuro y establece una serie de acciones prioritarias, siempre velando por que se integren los principales factores de sostenibilidad.

El informe explica cómo utilizar de manera eficiente los distintos escenarios de recuperación a nivel macroeconómico que pueden darse, es decir, los posibles contextos en los que las empresas pueden estar operando y que pueden influir en la forma en la que estas promueven la sostenibilidad y la inclusión.

Teniendo en cuenta estos escenarios el documento incluye una reflexión sobre los principales aspectos que no pueden faltar a la hora de maximizar el impacto de la sostenibilidad en las estrategias corporativas.Concretamente destaca cinco aspectos claves para maximizar este impacto:

1.vincular la sostenibilidad con el propósito de la compañía desde la alta dirección:

El rol del CEO y el liderazgo de la alta dirección aparecen como dos factores cruciales a la hora de integrar la sostenibilidad en las estrategias corporativas. Para que la sostenibilidad tenga un impacto real, debe de estar vinculada al propósito de la compañía para que exista un compromiso por parte de los empleados a todos los niveles. De hecho, ahora más que nunca en este contexto de COVID-19, la sostenibilidad y el sentido del propósito se presentan como una palanca determinante para atraer y retener al talento, sobre todo a las nuevas generaciones cada vez más comprometidas con los retos de la sostenibilidad.

2.Promover el cambio hacia un enfoque transversal de la sostenibilidad en las distintas áreas de la compañía:

La necesidad de un cierto “cambio de enfoque” en materia de sostenibilidad parece cobrar cada vez más fuerza. Si antes el departamento de RSC / sostenibilidad se podía encontrar en ciertas ocasiones en una posición de “demanda” buscando el apoyo de las demás áreas, ahora el enfoque se está invirtiendo ya que son estas las que necesitan integrar factores de sostenibilidad en sus operaciones. Además, el posicionamiento del departamento de sostenibilidad en el organigrama de la compañía es clave; debe de estar en relación directa con los demás departamentos con una perspectiva transversal y asegurarse de que exista un reporte directo a la alta dirección. Este aspecto será determinante a la hora de garantizar un rol relevante de la sostenibilidad en las organizaciones, sobre todo desde el punto de vista de la especialización de los profesionales de esta área y del reconocimiento de su labor.

3.Medir el impacto con indicadores que monitoricen la evolución del desempeño:

Para que la sostenibilidad cobre todo su sentido a nivel estratégico, es preciso integrar los aspectos ESG dentro del negocio de forma que todos los empleados conozcan los impactos que la empresa está teniendo sobre estos, pero también el grado de dependencia de cara a la continuidad del negocio. Hace falta determinar los recursos, tanto ambientales como sociales y buen gobierno, que son críticos para el desarrollo de la actividad y la manera en la que la empresa impacta sobre esos recursos. Para ello se necesitan indicadores más claros, cuantitativos y cualitativos (sobre todo a nivel social). Las empresas recalcan que hace falta un estándar más preciso y detallado a nivel global para poder compararse frente a otras, establecer indicadores relevantes que permitan medir la evolución del desempeño. La medición del impacto aparece por consiguiente como como gran reto para la maximización del impacto de la sostenibilidad.

4. Integrar los factores ESG en la gestión de riesgos :

Si bien la sostenibilidad ha tenido una importante proyección en la estrategia empresarial, todavía queda un largo camino por recorrer respecto a la integración de factores ESG en los modelos de riesgo de las compañías. Es indispensable determinar los elementos que permiten mantener la creación de valor a medio y largo plazo, los factores que van a tener un impacto sobre los riesgos y analizar de qué manera pueden afectar y en qué medida. En este sentido, este tema ha cobrado aún más importancia con la crisis de la COVID-19 que ha generado un aumento de las expectativas de los inversores en lo que respecta la gestión de los riesgos ESG por parte de las empresas.

5. Alinear los objetivos de sostenibilidad con la estrategia corporativa:

Este punto sea quizás uno de los más representativos a nivel de integración de la sostenibilidad. La introducción de criterios ESG en la evaluación de desempeño de los empleados, y sobre todo en la alta dirección, incorporando por consiguiente una retribución variable en función de indicadores ESG, constituye una palanca crucial para alinear a la alta dirección en la consecución de objetivos estratégicos y por consiguiente para incluir objetivos de sostenibilidad en la estrategia global.

En la sesión pública de presentación ha intervenido desde Presidencia del Gobierno, Diego Rubio, Director de la Oficina Nacional de Prospectiva y Estrategia de País a Largo Plazo, que ha compartido su visión sobre la importancia de la acción conjunta en materia de desarrollo sostenible para la recuperación post COVID-19 y ha explicado las distintas iniciativas que se están poniendo en marcha desde la Oficina. Como destaca Germán Granda, Director General de Forética: “Desde nuestra organización apoyamos a las empresas españolas en aumentar la ambición en su apuesta por la sostenibilidad a todos los niveles, acelerar la acción de su respuesta y ampliar las alianzas con las administraciones públicas y demás grupos de interés. Ahora más que nunca se necesita la colaboración de todos los actores, desde la comunidad empresarial, al sector público pasando por el tercer sector y la ciudadanía. No desaprovechemos la oportunidad de demostrar el potencial de la sostenibilidad como gran aliada del desarrollo y de la prosperidad económica y social”.

Por su parte, Tania Fernández, Responsable del proyecto ‘Futuro de la sostenibilidad’ de Forética, destaca: “Hemos analizado cómo las empresas que ya mostraban un fuerte compromiso para con la sostenibilidad antes de la crisis, afirman que éste se ha visto reforzado como consecuencia de la crisis actual y ha cobrado especial relevancia, tanto a nivel interno, de cara a los procesos operativos y gestión de recursos humanos; como a nivel externo, frente a los grupos de interés. Sin duda, nos encontramos ante un momento decisivo para la sostenibilidad entendida como valor estratégico y ante una gran oportunidad para ‘reconstruir mejor’. Es el momento de actuar”.

Fuente: https://diarioresponsable.com/

Otras Fuentes
Categorias: Internacional, Noticias

Escribir Comentario

<