Conductas corporativas que intoxican a la RSE

Conductas corporativas que intoxican a la RSE

Estas tres conductas corporativas que intoxican a la RSE, podrían estar dañando a tu empresa.

De nada sirve tener y desarrollar las mejores campañas de responsabilidad social, si internamente tu compañía esta llena de conductas corporativas que intoxican a la RSE y el ambiente laboral.

Una RSE tóxica

¿Cuántas veces has visto el logo “ESR” (empresa socialmente responsable) en uno de tus productos? Quizá más de una vez pero, ¿te has preguntado si realmente esa compañía es responsable o solo esta tratando de lucir comprometida con su entorno?…

Actualmente, las compañías se proclaman socialmente responsables pero son muy pocas las que realmente lo son y las que se preocupan porque toda su cadena de valor, también lo sea. En la mayoría de las ocasiones, las marcas siguen fomentando conductas corporativas que intoxican a la RSE.

Estas conductas suelen convertirse en grandes escándalos de RSE, y se convierten en casos de cómo no comunicar e impulsar la responsabilidad social.

Tomando esto en cuenta, y para desintoxicar a tu empresa de estas malas conductas de RSE, te compartiremos cinco conductas corporativas que debes eliminar y evitar si es que realmente quieres ser una empresa reconocida por su compromiso en materia de responsabilidad social.

3 conductas corporativas que intoxican a la RSE

La realidad es que la perfección no existe y tanto en la vida personal como en la laboral, existen conductas tóxicas que pasan desapercibidas a nuestros ojos pero su impacto es sumamente negativo.

A continuación, tu misión será identificar si tu empresa cuenta con algunas de estas conductas y tratar de eliminarlas con políticas y conductas responsables.

1-. Hacer más con menos recursos y poco sueldo

Las compañías responsables esperan continuamente que su equipo de trabajo haga más con menos recursos y aumentos insignificantes de sueldo.

Esto quiere decir que muchos jefes y empresas buscan que sus colaboradores hagas más actividades y se muestren proactivos hacia la empresa y hacia sus labores. Sin embargo, las empresas les ofrecen pocos recursos para crecer y desempeñar un mejor papel.

Adicionalmente, las compañías y principalmente los jefes, les exigen a los colaboradores que trabajen más horas y se comprometan mucho más con la compañía sin ofrecerles un aumento de sueldo considerable o algún otro incentivo que los motiven a comprometerse.

Para evitar caer en esta conducta irresponsable, puedes comenzar por integrar políticas que motiven a tus colaboradores, como salir más temprano o la posibilidad de hacer home office.

2-. Falta de compromiso

Además de implementar iniciativas que fortalezcan su compromiso, las empresas deben de crear alianzas más duraderas con las organizaciones sin fines de lucro, ya que de esta donación, depende que ellas puedan seguir funcionando y ayudando a resolver una causa social o ambiental.

Sin embargo, muchas compañías olvidan esto, y a pesar de que sus ventas crezcan, no les interesa involucrarse con una organización. Esta acción no las hace nada responsables.

En cambio una compañía que se involucra con una organización, y cuenta con otras iniciativas que ayuden a abordar los distintos conflictos globales, si se le podría llamar una verdadera marca socialmente responsable.

3-. Abusando de la cadena de valor

La cadena de valor es uno de los grupos de interés que las empresas más deben de cuidar. De ellos depende que una compañía tenga todos los elementos y herramientas para poder producir y colocar en el mercado sus artículos y servicios.

Lamentablemente, algunas marcas deciden abusar de su poder y tratan a su cadena de valor de una manera irresponsable e incluso atrasan los pagos o buscan negociar constantemente que sus proveedores bajen el precio y busquen mano de obra barata o que sus colaboradores trabajen bajo condiciones deplorables.

No obstante, una empresa que sí es responsable, le paga a sus proveedores a tiempo y busca que su cadena de valor trabaje bajo condiciones laborales justas y también cuide su huella ambiental y social.

Si cuentas con al menos una de estas tres conductas corporativas que intoxican a la RSE, más vale que comiences a adoptar un compromiso más responsable y no solo por el bien de tu compañía, sino no también por el vínculo que tienes con tus grupos de interés.

Recuerda que ellos ya no están dispuestos a tolerar el comportamiento irresponsable de las compañías y que incluso están dispuestos a invertir más por aquellas marcas que han integrado la responsabilidad social y la sostenibilidad en su ADN.

Fuente: https://www.expoknews.com

Otras Fuentes

http://sirse.info
A través de "Otras fuentes" publicamos artículos relacionados de otros medios, notas de prensa, o artículos de usuarios no registrados en sirse.info
Otras Fuentes
Categorias: Internacional, Noticias

Escribir Comentario

<