Construcción sustentable. Hoy para mañana.

Construcción sustentable. Hoy para mañana.

En todo el mundo, empresarios, consumidores y líderes políticos, son conscientes de la necesidad de implementar un modelo de arquitectura y construcción sustentable, en armonía con el entorno en que vivimos.

Es sabido que los edificios consumen el 40% de la energía eléctrica, el 17% del agua, y que son responsables de la emanación del 33% de gases de efecto invernadero. Son las ciudades en todo el mundo las que modifican sensiblemente el medio ambiente natural, con gran cantidad de desechos y polución. El impacto es muy importante y de ahí la necesidad de asumir la responsabilidad profesional y social que compete al sector.

Hoy se encuentra en los Comitentes, sobre todo del sector corporativo que es especialidad de ESARQ, una gran inquietud en este sentido, y hasta con la intención de asumir un sobrecosto inicial para alcanzar este objetivo.

SONY DSCCada vez hay mayor conciencia de que, si se va a mantener al planeta sano y próspero, se debe construir de una manera que tenga en cuenta factores como el cambio climático y el continuo agotamiento de los recursos no renovables, bajo un modelo que, al mismo tiempo que aporta ventajas tangibles a la competitividad de las empresas, contribuya al desarrollo sostenible.

Certificación LEED para la construcción sustentable

 La arquitectura sustentable, en términos generales, se resume en cinco puntos clave:

  • La optimización de recursos y materiales;
  • La reducción del consumo de energía y, en su lugar, el uso de energías renovables;
  • La disminución de los residuos y las emisiones de CO2;
  • La disminución de los costos de operación y mantenimiento de edificios;
  • La mejora de la calidad de vida para nosotros y las generaciones futura.

 En esta dirección, la construcción bajo normas LEED (Leadership in Energy & Environmental Design) es la tendencia directriz en construcción que se afianza a nivel mundial.

Se trata de un sistema de certificación de edificios sostenibles, desarrollado por el Consejo de la Construcción Verde de Estados Unidos (US Green Building Council) para la construcción sustentable, que  garantiza edificios eficientes en los recursos que emplea.

 Esto es sumamente importante, teniendo en cuenta que un edificio diseñado y construido bajo estas normas de sustentabilidad, reduce en promedio un 70% sus residuos sólidos; un 40% el uso del agua; un 35% las emisiones de dióxido de carbono y entre un 25% y un 50% el uso de energía con respecto a las edificaciones convencionales.

 Lo que no es poco, teniendo en cuenta que los edificios se encuentran entre las construcciones que más consumen energía en el mundo (más que las fábricas), y también son los más grandes productores de residuos que amenazan al medio ambiente.

 Costos y beneficios. La sustentabilidad es rentable.

 Ahora bien, existen algunos preconceptos entorno a este modelo, especialmente en cuanto a la complejidad y los costos de implementación de una obra LEED, tanto desde el proyecto y la obra, como desde la operación del edificio en todo su ciclo de vida.

Desde la experiencia concreta en lo que es la arquitectura corporativa, la especialización de ESARQ en el desarrollo de los llamados “edificios verdes” responde a un requerimiento que se comenzó a ver en empresas internacionales, que tienen sus casas matrices en el exterior, y lo que al principio parecía algo muy lejano y complejo, con el tiempo, fue claro que en realidad de lo que se trata no es más que aplicar el sentido común al diseño y la construcción de edificios.

En cuanto a los costos de un edificio sustentable, es importante ejercer buenas prácticas en el diseño, la construcción y la operación, para que el resultado sea un edificio más económico. Se trata de una inversión inicial (y aquí hablamos de inversión, porque hay un retorno) pero un menor costo de mantenimiento cuando el edificio comienza a ser utilizado.

Es decir, el compromiso con el medio ambiente es un valor genuino y tiene su correlato inmediato con la rentabilidad. Con los clientes, desde ESARQ siempre se concluye que el incremento es un tema financiero. Pagar hasta un 7 % más por una obra que dará beneficios el resto de la vida útil, económicamente es viable.

 Sustentabilidad: simplemente buenas prácticas

 Por estos motivos, las grandes empresas adoptan cada vez más la “propuesta verde” para realizar sus obras, porque entienden que, al mismo tiempo que respetan y asumen la responsabilidad sobre el entorno ambiental en cual realizan sus operaciones, reciben ventajas competitivas al elegir desarrollar un edificio sustentable.

En cuanto a los aportes a la Sustentabilidad, este tipo de obras presentan grandes diferencias con respecto a las convencionales. Bajo la normativa LEED, las pautas de diseño se vinculan con la orientación del edificio, la elección de los materiales de construcción que no contaminen, la calidad ambiental, el tipo de instalaciones y el uso de materiales que aporten un mayor aislamiento, lo que permite un menor consumo de energía.

Desde ya que un edifico sostenible agrega valor, y de forma perdurable a lo largo de todo su ciclo de vida, pero se debe destacar que es, a su vez, más económico. Más allá de la mayor inversión inicial un edificio de estas características en la operación a lo largo de los años es más económico que uno de construcción tradicional.  En este sentido, conciencia y economía pueden y deben ir de la mano.

En suma,  la sustentabilidad ha llegado para quedarse, se fundamenta en valores de los que nunca debimos habernos apartado, y cuando reflexionamos comprendemos que son simplemente buenas prácticas.

Por Arq. Pablo Agustín Swiecicki
Director ESARQ / Estudio Swiecicki Arquitectos
ESARQ es un estudio especialista en arquitectura corporativa y sustentable con 16 obras LEED que totalizan mas de 85000 m2 en 8 provincias del país.
www.esarq.com.ar

Otras Fuentes

Otras Fuentes

http://sirse.info
A través de "Otras fuentes" publicamos artículos relacionados de otros medios, notas de prensa, o artículos de usuarios no registrados en sirse.info
Otras Fuentes
Categorias: Opinión

Escribir Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
Campos Obligatorios*