EEUU – Suspenso para las web de RSE de las empresas

Según un reciente estudio publicado por Change Sciences , los sitios web que las empresas dedican a la comunicación de su RSC «hacen muy poco» para cambiar la opinión del usuario con respecto a esa compañía, ya sea para bien o para mal. Vaya, que no influye en el usuario.

Si bien el estudio se lleva a cabo en EEUU y la muestra de empresas es muy pequeña (han sido 12 compañías las analizadas), sus resultados sí pueden dejarnos alguna reflexión.

Resulta obvio que la finalidad de los portales o pestañas que las empresas dedican a su RSC no es cambiar de forma radical la visión que un consumidor tiene de la firma, marca o servicio, pero sí debería generar algún tipo de reacción en quien visita la página, ¿no?.

Personalmente, la sensación que tengo cuando visito los espacios dedicados a la RSE de las empresas (ojo, no todas, pero sí la mayoría) es prácticamente la misma que cuando leo sus memorias de sostenibilidad, y además con menos detalle e información contrastable.

Uno de los errores que hemos cometido en la comunicación de la RSE ha sido hacer enumeración de buenas acciones y exponer una carta de valores que resultan poco creíbles, consiguiendo así el efecto contrario del pretendido entre quienes se acercan a esta información. No estoy descubriendo América, lo sé. Lo curioso es que a pesar de ser algo que sabemos desde hace tiempo, y que tanto en pequeños círculos como en estudios más profundos dedicados al tema -por ejemplo el análisis que hace el Observatorio de RSC de las memorias anuales de las empresas del Ibex 35- se apunta continuamente, las cosas van cambiando poco a poco (no se me escapa aquí que BBVA ha sido reconocida recientemente como la mejor empresa del mundo en la comunicación online de la responsabilidad corporativa y sostenibilidad a través de sus canales y perfiles en las redes sociales). Lo que sí es cierto es que da la sensación de que las website de RSC de las compañías son enumeración de buenas acciones. No quiero decir con esto que las empresas tengan que hacer una lista negra y otra «blanca» de malas y buenas acciones ,lo que trae a colación otro de los animados debates de la RSE sobre si las acciones son buenas o malas o quién debe juzgarlas;  lo que apunto es que, si concebimos estos espacios como escaparate de la RS de las empresas, deberíamos replantearnos qué información habremos de depositar en ella y preocuparnos por las reacciones que dicha información tiene en el receptor final; vamos, lo que viene siendo explotar otra vía de diálogo real con nuestros grupos de interés. Si bien un buen indicador  hace algunos años era cuántas empresas tenían pestaña de RSE en su web, hoy deberíamos profundizar más en lo contenido en esos espacios. Si de verdad se trata de informar y compartir con la sociedad qué y cómo hacemos, pensemos cuánta (des)confianza genera un mensaje excesivamente positivo.

Marta Pastor

Fuente: www.diarioresponsable.com

Otras Fuentes

http://sirse.info
A través de "Otras fuentes" publicamos artículos relacionados de otros medios, notas de prensa, o artículos de usuarios no registrados en sirse.info
Otras Fuentes
Categorias: General, Internacional

Escribir Comentario

<