El 60% de la población activa mundial tiene un trabajo informal

El 60% de la población activa mundial tiene un trabajo informal

Son datos del informe Mujeres y hombres en la economía informal – Un cuadro estadístico, publicado este 30 de abril por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), según el cual, unos 2.000 millones de personas tienen un empleo que no está cubierto (o lo está de modo insuficiente) por acuerdos formales.

En esta tercera edición del informe de la OIT se ofrecen estimaciones comparables sobre la dimensión de la economía informal y un perfil estadístico de la informalidad. Para mejorar la comparación internacional, esta tercera edición aplica, en la medida de lo posible, un enfoque para medir el empleo informal procesando datos micro de más de 100 países que representan más del % de la población ocupada mundial de 15 años o más. Todas las estimaciones se basan en un conjunto de criterios. No obstante, la OIT advierte que sus estimaciones pueden diferir de las nacionales ya que hay países que aplican un cierto grado de flexibilidad para medir el empleo en el

sector informal y empleo informal para ajustarse al contexto y las circunstancias nacionales al mismo tiempo que cumplen con los estándares internacionales. El objetivo principal de esta edición es proporcionar estimaciones con el mejor nivel de comparabilidad entre países

En cuanto a sus principales conclusiones, se pueden destacar varias. Por ejemplo, que si se excluye la agricultura, la mitad de la población activa tiene un empleo informal. Este porcentaje se eleva hasta casi el 86% en África. La proporción es del 68,2% en Asia y el Pacífico, 68,6% en los Estados Árabes, 40% en las Américas y 25,1%en Europa y Asia Central.

El informe también señala que el 93% por ciento del empleo informal en el mundo se encuentra en los países emergentes y en desarrollo. Afecta más a los hombres (63%) que a las mujeres (58,1%). Eso significa que de los 2.000 millones de trabajadores que desempeñan un empleo informal en el mundo, poco más de 740 millones son mujeres. No obstante, según la OIT, las mujeres están más expuestas al empleo informal en la mayoría de países de ingresos bajos e ingresos medios bajos y con mayor frecuencia se encuentran en las situaciones más precarias.

La OIT explica que el nivel de educación es un factor determinante. Cuando el nivel de educación aumenta, el de informalidad disminuye. Las personas que han completado la educación secundaria y superior tienen menos probabilidades de ocupar un empleo informal que los trabajadores que no tienen ninguna instrucción o solo han finalizado la educación primaria. Por otro lado, las personas que viven en las zonas rurales tienen casi el doble de probabilidades de estar empleadas en la economía informal que las que viven en las zonas urbanas, y la agricultura es el sector con el nivel más alto de empleo informal, estimado en más del 90%.

Dos de los autores del informe, Florence Bonnet y Vicky Leung, señalan que si bien no todos los trabajadores informales son pobres, la pobreza es tanto una causa como una consecuencia de la informalidad. “El informe muestra que las personas pobres enfrentan tasas de empleo informal más altas, y que las tasas de pobreza son más altas entre los trabajadores en la economía informal”, según Vicky Leung.

“Existe la necesidad urgente de combatir la informalidad. Para cientos de millones de trabajadores, la informalidad implica una falta de protección social, de derechos en el trabajo y de condiciones de trabajo decente, y para las empresas significa baja productividad y falta de acceso al crédito. Los datos sobre estas cuestiones son esenciales para elaborar políticas apropiadas e integradas que se ajusten a la diversidad de situaciones y necesidades”, opina Florence Bonnet.

“La elevada incidencia de la informalidad en todas sus formas tiene múltiples consecuencias nefastas para los trabajadores, las empresas y las sociedades y es, sobre todo, un gran desafío para la realización de trabajo decente para todos y el desarrollo inclusivo y sostenible. Haber logrado medir esta importante dimensión, incluida ahora en el marco de los indicadores de los ODS, puede ser considerado un excelente progreso para actuar al respecto, en particular gracias a la puesta a disposición de un número mayor de datos comparables de los países”, declaró Rafael Diez de Medina, director del Departamento de Estadística de la OIT.

Fuente: https://diarioresponsable.com

Otras Fuentes

Otras Fuentes

http://sirse.info
A través de "Otras fuentes" publicamos artículos relacionados de otros medios, notas de prensa, o artículos de usuarios no registrados en sirse.info
Otras Fuentes
Categorias: Derechos Humanos

Escribir Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
Campos Obligatorios*