El Catálogo de Buenas Prácticas de Agricultura Sostenible de Unilever España, un modelo copiado en Europa

El Catálogo de Buenas Prácticas de Agricultura Sostenible de Unilever España, un modelo copiado en Europa

La forma de trabajar en los campos de cultivo de su marca Knorr en Extremadura ha sido copiada en países como Francia, Italia o Dinamarca. Además, el impulso de la multinacional por este modelo está cosechando grandes resultados, ya que ha logrado reducir un 30% el consumo de agua, un 28% el uso de pesticidas y un 22% los gases de efecto invernadero en sus cultivos.

La agricultura genera un tercio de las emisiones globales de efecto invernadero, por eso, “es clave actuar desde la raíz e implantar medidas de sostenibilidad” señalan en Unilever. Un ejemplo claro es el Programa de Agricultura Sostenible de Knorr, basado en 11 indicadores de calidad y rendimiento.

  1. Reducción del uso de fertiizantes, pesticidas y combustibles
  2. Protección y cuidado del suelo
  3. Reducción del consumo de agua
  4. Apuesta por la biodiversidad
  5. Reducción del consumo de energía y de gases de efecto invernadero
  6. Gestión eficiente de los residuos
  7. Apuesta social y por el capital humano
  8. Bienestar animal
  9. Fomento de la economía local
  10. Formación de los agricultores
  11. Mejora continua

Este programa, que se inició en 2010, cuenta con más de 30 campos de cultivo que suman 28.000.000 hectáreas de tierra, aproximadamente 3 veces el tamaño de Irlanda. Más de 20.000 agricultores colaboran con Knorr en todo el mundo, más de 230 lo hacen desde los campos de cultivo sostenibles de Conesa y Transa, en Extremadura. En palabras de Ana Palencia,, directora de Comunicación y Sostenibilidad de Unilever España, “el éxito de los campos de Extremadura, haber exportado este modelo, es realmente un gran orgullo y, además, está ayudando a los agricultores a profesionalizar todos los procesos, constituye una apuesta por el capital humano y dinamiza la economía del sector primario en Extremadura”.

En conjunto, desde su puesta en marcha, los agricultores de Knorr han conseguido reducir el uso de pesticidas en un volumen equivalente a 8.000 kg y se han ahorrado más de 1.200.000 kilotones de agua de riego, el equivalente a 4.500 piscinas olímpicas. El Plan de Agricultura Sostenible de Knorr tiene como objetivo conseguir que en 2020 el 100% de los ingredientes sean de origen sostenible y contribuir a la excelencia en los campos de cultivo colaboradores gracias a una inversión anual de un millón de euros dedicados a proyectos innovadores. A día de hoy, el 95% de las verduras de Unilever en todo el mundo ya provienen de cultivos sostenibles.

José Luis Gallego, experto en medioambiente y colaborador de Unilever, subraya que hay un gran reto que es “alimentar a una población de 10.000 millones de seres humanos sin agotar los recursos del planeta, evitando el avance del calentamiento global y teniendo en cuenta que la agricultura genera un tercio de las emisiones globales de efecto invernadero”. Por eso, en este plan, “se exprime cada gota de agua como si fuera un litro”. En su opinión, “la agricultura sostenible es la única opción de la que disponemos para garantizarnos el acceso a unos alimentos sanos y seguros. Antes de final de siglo deberemos pasar de los 8.500 millones de toneladas de alimentos que producimos actualmente a los cerca de 16.000 millones de toneladas que serán necesarios para abastecer a toda la población”.

Todo esto sin olvidar que el consumidor está cada vez más concienciado. Según el I Estudio sobre Agricultura Sostenible de Knorr, que ha permitido conocer la opinión de más de 2.300 consumidores españoles, el 65% considera relevante incorporar en su cesta de la compra ingredientes procedentes de la agricultura sostenible y un 79% afirma que hay diferencia entre este tipo de alimentos y los de origen convencional. Los consumidores españoles (un 81%) son los europeos que más se plantean la compra de productos con ingredientes de origen sostenible, por delante de los franceses (53%), alemanes (53%) o ingleses (30%). También son los españoles (un 69%) junto con los franceses (73%) los que más destacan el sabor como valor de los alimentos con ingredientes sostenibles por delante de alemanes (57%) e ingleses (48%).

Y teniendo en cuenta que, además del origen, exigen calidad en el producto elaborado. Diana Roig, Directora de Nutrición de Unilever España, destaca que “es de gran importancia mantener una dieta variada y equilibrada consumiendo productos 100% naturales, nuestras recetas deben ser saludables y ricas”. Por ejemplo, en Knorr han dedicado tres años a buscar “la albahaca perfecta”, para la que se han probado 145 clases de semillas distintas. Porque, según afirman, “con la agricultura sostenible gana el medio ambiente y nuestro paladar, pues obtenemos platos más sabrosos”.

Fuente: https://diarioresponsable.com

Otras Fuentes

Otras Fuentes

http://sirse.info
A través de "Otras fuentes" publicamos artículos relacionados de otros medios, notas de prensa, o artículos de usuarios no registrados en sirse.info
Otras Fuentes
Categorias: Buenas Prácticas RS

Escribir Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
Campos Obligatorios*