El emprendimiento venezolano se empodera de la mano de la RSE. AKAI pensado para la mujer latinoamericana.

El emprendimiento venezolano  se empodera de la mano de la RSE. AKAI pensado para la mujer latinoamericana.

Un nuevo modelo de negocio, se abre campo tomando en consideración  la situación que se encuentra el país suramericano. Los jóvenes han visto en el emprendimiento una oportunidad de generar empleos de calidad y disfrutar de lo que más le gusta hacer.

Tras dos años de intenso trabajo, el emprendimiento nace  como una iniciativa familiar mediante la cual  dos jóvenes hermanas deciden llevar el rumbo de su negocio, basados en un modelo de negocio donde el Torchón es el protagonista de la iniciativa junto a la creatividad, el color y la textura.

En la actualidad el emprendimiento venezolano ha logrado establecer estándares de calidad en sus productos, que buscan transformar e innovar,  por ello les presentamos AKAI, un proyecto motivado en ayudar al desarrollo económico de Venezuela.

Una vez más se demuestra que la Responsabilidad Social Empresarial, es una alternativa de expansión nacional e internacional, desarrollando accesorios para la mujer latinoamericana, tales como: collares, pulseras, carteras, zapatos y con la aspiración de que el proyecto siga avanzando.

Del dicho al hecho, hay mucho trecho

Es así donde Estefanía Vasconcelos Directora General, junto a su socia y hermana decidieron darle forma y estilo en abril del 2014, a lo que hoy es una marca registrada.

Durante su estructuración como nuevo modelo de negocio, Estefanía estableció llevar a su iniciativa de la mano de la RSE,  enfocándose en la capacitación del equipo de trabajo, basado en los objetivos del milenio. Así mismo logra impactar a favor del medio ambiente, pues en sus prácticas empresariales, resguarda el medio ambiente y se preocupa en minimizar la huella ambiental.

AKAI, iniciativa venezolana con carácter de importación, hoy por hoy marca una pauta importante no solo en espacios de diseñadores venezolanos, los accesorios han viajado a través de las fronteras, y han hecho escala en España, Panamá, Estados Unidos, exhibiendo el diseño venezolano como estandarte de trabajo.

Se proyecta como un emprendimiento que genere valor, compromiso, basados en prácticas sostenibles, creando un entorno de transparencia en la realización de accesorios que generen sentido de pertenencia.

Finalizo la nota, no sin antes  recordar.  Si bien es cierto que hay pasos  agigantados entre el decir y  el hacer, todo depende de la confianza  y el equipo de trabajo.

Por  Jessika Flores  – Consultora RSE

Jessika Flores A

Jessika Flores A

Comunicadora Social at Jessika Flores
Comunicadora Social Corporativa. Apasionada por la RSE. Siempre amiga. Con la convicción de que viajar es vivir.
Jessika Flores A
Categorias: Opinión

Escribir Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
Campos Obligatorios*