Guía práctica para aportar a la justicia social en 2021

Guía práctica para aportar a la justicia social en 2021

El tan esperado nuevo año ya está aquí y tras un 2020 convulsionado, llegan 365 nuevas oportunidades para hacer del mundo un lugar mejor. Los cambios más grandes empiezan por casa y cada persona de diferentes formas puede aportar a la transformación. Conscientes de la importancia de que las acciones individuales son importantes, Naciones Unidas publicó una “Guía de los vagos para cambiar el mundo”.

Dice Eduardo Galeano que “Mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, puede cambiar el mundo.” Y no se equivoca el escritor uruguayo. Todos y todas podemos aportar nuestro granito de arena para transformar la realidad.

Si bien es verdad que los gobiernos y las entidades supranacionales son responsables de velar por el bien común y este debería ser su principal objetivo, la ciudadanía en su conjunto tiene en sus manos el poder de cambiar el mundo con acciones pequeñas pero significativas. Acabar con la pobreza extrema, luchar contra la desigualdad y la injusticia o solucionar el problema del cambio climático son metas en las que todos y todas podemos contribuir. Los objetivos mundiales son importantes, ya que son objetivos que cambiarán el mundo y para los que será necesaria la cooperación entre los gobiernos, las organizaciones internacionales y los líderes mundiales, pero también el aporte individual es central.

Todos y cada uno de los seres humanos del mundo, hasta los más indiferentes y perezosos, forman parte de la solución. Naciones Unidas ha publicado una serie de recomendaciones facilísimas que podemos introducir en nuestra rutina y, si todos lo hacemos, lograremos grandes cambios.

Aportes que se pueden realizar desde el sofá:

-Ahorre electricidad enchufando los electrodomésticos en una regleta y desconectándolos por completo cuando no los utilice, incluso su ordenador.
Deje de utilizar los estados de cuenta bancarios en papel y pague sus facturas en línea o a través del teléfono móvil.
-Comparta, no se limite a hacer clic en “me gusta”. Si ve una publicación interesante en las redes sociales sobre los derechos de la mujer o el cambio climático, compártala para que las personas de su red también la vean.
-¡Hable alto y claro! Pida a las autoridades locales y nacionales que participen en iniciativas que no dañen a las personas ni al planeta. Antes de la Conferencia sobre el Cambio Climático de París, puede firmar esta petición para pedir a los líderes que lleguen a un acuerdo para reducir las emisiones de carbono.
-Apague las luces. La televisión y la pantalla del ordenador ya emiten una luminosidad cómoda, así que apague las otras luces si no las necesita.
-Investigue un poco por la red y compre solo en empresas que sepa que aplican prácticas sostenibles y no dañan el medio ambiente

Transformaciones para hacer en casa:

-Seque las cosas al aire. Deje que el pelo y la ropa se sequen de forma natural en lugar de encender una máquina. Cuando lave la ropa, asegúrese de que la carga está completa.
-Tome duchas cortas. Las bañeras necesitan muchos más litros de agua que una ducha de entre 5 y 10 minutos.
-Coma menos carne y pescado. Se destinan más recursos para la obtención de carne que para el crecimiento de las plantas.
-Congele los productos frescos y las sobras si no va a poder comerlos antes de que se estropeen. También puede hacerlo con la comida para llevar o de reparto, si sabe que no le va a apetecer comerla al día siguiente. Así, ahorrará comida y dinero.
-Fertilizantes orgánicos: utilizar los restos de alimentos como abono puede reducir los efectos del cambio climático al mismo tiempo que se reciclan los nutrientes.
-El reciclado de papel, plástico, vidrio y aluminio impide que los vertederos sigan creciendo.
-Compre productos que estén mínimamente empaquetados.
-Evite precalentar el horno. A menos que necesite una determinada temperatura de cocción, empiece a calentar la comida justo al encender el horno.
-Aísle las ventanas y las puertas para aumentar la eficiencia energética
-Ajuste su termostato, más bajo en invierno y más alto en verano
-Sustituya los electrodomésticos viejos por modelos que aporten un consumo energético más eficiente y cambie las bombillas de la casa.
-Si puede, instale paneles solares en su casa. ¡De este modo, también se reducirá su factura de electricidad!
-No enjuague la vajilla. Si utiliza lavavajillas, no enjuague los platos antes de meterlos en la máquina.
-Utilice cerillas de cartón. No necesitan nada de petróleo, a diferencia de los mecheros de gas fabricados de plástico.

Aportes para hacer afuera del hogar:

-Compre productos locales. Apoyar los negocios de la zona ayuda a la gente a conservar su empleo y contribuye a impedir que los camiones tengan que desplazarse grandes distancias.
-Compre con cabeza: planifique las comidas, haga listas de la compra y evite las compras impulsivas. No sucumba ante los trucos de comercialización que le llevan a comprar más alimentos de los que necesita, sobre todo en lo que respecta a los productos perecederos. Aunque pueden ser más baratos por peso, al final pueden resultar más caros si tenemos que desechar gran parte de esa comida.
-Cuando vaya a un restaurante y pida marisco, pregunte siempre si sirven marisco sostenible. Que sus negocios favoritos sepan que el marisco obtenido de forma respetuosa con los océanos está en su lista de la compra.
-Compre únicamente marisco sostenible.
-Desplácese en bicicleta, andando o en transporte público. Evite utilizar el coche excepto cuando tenga un grupo grande de personas.
-Utilice una botella de agua y una taza de café reutilizables. De este modo, reducirá los desechos y quizá hasta pueda ahorrar dinero en la cafetería.
-Lleve su propia bolsa a la compra. Deje la bolsa de plástico y empiece a llevar sus propias bolsas reutilizables.
-Coja menos servilletas. No necesita un puñado de servilletas para la comida que compra para llevar. Tome solo las que necesite.
-Compre productos de segunda mano. Las cosas nuevas no tienen por qué ser las mejores. Visite tiendas de segunda mano para ver qué puede volver a utilizar.
-Mantenga el coche en buen estado. Un coche a punto emitirá menos gases tóxicos.
-Done lo que no utiliza. Las organizaciones benéficas locales darán una nueva vida a su ropa, sus libros y sus muebles poco usados.
-Vacúnese y vacune a sus hijos. Proteger a su familia de enfermedades también ayuda a la salud pública.
-Haga uso de su derecho a elegir los líderes de su país y comunidad local.

Cosas que se pueden hacer en el trabajo:

-¿Todo el mundo en el trabajo tiene acceso a atención médica? Averigüe qué derechos le asisten en el trabajo. Luche contra la desigualdad.
-Asesore a los jóvenes. Constituye una manera atenta, estimulante y eficaz de orientar a las personas para mejorar su futuro.
-Las mujeres ganan entre un 10% y un 30% menos que los hombres por realizar el mismo trabajo. La desigualdad de remuneración persiste en todos los entornos. Exprese su respaldo del principio de igual salario por trabajo igual.
-Asegúrese de que su empresa utilice tecnología de calefacción y refrigeración energéticamente eficiente y ajuste el termostato a un nivel inferior en invierno y superior en verano.
-Manténgase informado. Lea acerca de la situación de los trabajadores en otros países y las prácticas empresariales. Hable con sus colegas sobre estas cuestiones.
-¿Invierte su empresa en infraestructura limpia y resiliente? Es el único modo de proteger a los trabajadores y el medio ambiente.
-Vaya al trabajo en bicicleta, caminando o en transporte público. Reserve los desplazamientos en coche para cuando reúna a un grupo grande de personas.
-Organice en el trabajo una Semana Sin Impacto Ambiental.
-Analice y modifique las decisiones cotidianas. ¿Tiene la posibilidad de reciclar en su lugar de trabajo? ¿Realiza su empresa adquisiciones a proveedores que llevan a cabo prácticas perjudiciales para el medio ambiente?
-Infórmate acerca de tus derechos laborales para asegurarte el acceso a la justicia.
-La responsabilidad social empresarial ¡es importante! Anime a su empresa a colaborar con la sociedad civil y a encontrar formas de ayudar a las comunidades locales a lograr los objetivos.

Fuente: https://diarioresponsable.com/

Otras Fuentes
Categorias: General

Escribir Comentario

<