Hambre y cambio climático tienen más en común de lo que crees

Hambre y cambio climático tienen más en común de lo que crees

En 2016, el hambre afectó a 815 millones de personas, 38 millones más que en 2015, ¡entérate!

Erradicar el hambre está entre uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Es una meta importante que varios países firmantes tienen en común, ello porque de acuerdo con los últimos datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), en 2016 el hambre afectó a 815 millones de personas, 38 millones más que en 2015, y la desnutrición amenaza a millones.

Para la FAO, el aumento del hambre se debe a conflictos violentos y a “conmociones relacionadas con el clima”, lo que significa eventos extremos específicos como inundaciones y sequías.

¿Es el cambio climático culpable del incremento del hambre?

De acuerdo con un comunicado de prensa de la FAO, sí se relacionan ambos conceptos pero sin dar alguna evidencia, únicamente afirma que:

“Nuevamente aumenta el hambre en el mundo, impulsada por los conflictos y el cambio climático”.

El grupo de expertos en cambio climático de las Naciones Unidas, (IPCC, por sus siglas en inglés) ha demostrado que a nivel global no ha habido un aumento de las sequías.

Si bien algunas partes del mundo están sufriendo más y peores sequías, otras están experimentando menos y más suaves. Un estudio exhaustivo publicado en la revista Nature demuestra que los incidentes de todas las categorías de sequías, desde “anormalmente seco” a “sequía excepcional”, han disminuido ligeramente desde 1982. En cuanto a las inundaciones, el IPCC es aún más categórico: a nivel global tiene “poca confianza” sobre si el cambio climático ha causado más o menos inundaciones.

Sin embargo, un estudio no es lo que deba definir esto. Basta con voltear a nuestro alrededor y percibir cuánto es que estamos dañando a nuestro planeta. Es lógico. Si no tenemos un cuidado de nuestro ambiente, nuestra cosecha de frutas o verduras no será buena, por lo tanto no habrá ventas y por ende no hay dinero y tampoco comida.

IPCC dice que es probable que para fines de siglo, las sequías afecten a algunas partes del mundo.

Para We Forum, confiar en las políticas climáticas para luchar contra el hambre no va a resultar, ya que cualquier recorte realista de carbono será costoso y prácticamente no tendrá impacto en el clima para fines de siglo. Incluso si se implementara el acuerdo climático de París de forma completa hasta el 2030, lograría solo el 1% de los recortes necesarios para evitar que la temperatura suba más de 2ºC, de acuerdo con la ONU

Producir más alimentos… ¿la solución?

Es necesaria la inversión, la investigación y el desarrollo para mejorar la productividad agrícola.

Datos del WWF, dicen que la inversión de 88 mil millones de dólares en I+D agrícola en los próximos 32 años aumentaría los rendimientos en 0,4 puntos porcentuales adicionales cada año, lo que podría salvar a 79 millones de personas del hambre y evitar cinco millones de casos de malnutrición infantil.

Para fines de siglo, el aumento adicional en la productividad agrícola sería mucho mayor que el daño a la misma sugerido incluso por los peores escenarios de los efectos del calentamiento global. Y habría beneficios adicionales: el Banco Mundial ha descubierto que el crecimiento de la productividad en la agricultura puede ser hasta cuatro veces más efectivo en la reducción de la pobreza que el crecimiento de la productividad en otros sectores.

Fuente: https://www.expoknews.com

Otras Fuentes

Otras Fuentes

http://sirse.info
A través de "Otras fuentes" publicamos artículos relacionados de otros medios, notas de prensa, o artículos de usuarios no registrados en sirse.info
Otras Fuentes
Categorias: Derechos Humanos

Escribir Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
Campos Obligatorios*