Hasta 30% ha crecido la demanda de profesionales con formación en sustentabilidad

Hasta 30% ha crecido la demanda de profesionales con formación en sustentabilidad

Si bien el desarrollo de esta área partió muy ligada a profesionales de la comunicación, hoy se busca introducir a la sustentabilidad como un pilar de la estrategia de las organizaciones, para lo que se requiere ingenieros civiles e industriales, entre otros perfiles. Todo con el objetivo de promover el desarrollo coherente de las empresas.

Paulatinamente las empresas empiezan a apostar por integrar profesionales con habilidades en sustentabilidadad. Ya no sólo se trata de una cuestión de imagen, el contar con procesos sustentables se convierte en fundamental cuando se busca un desarrollo coherente de las organizaciones, espacio en que los head hunters empiezan a poner sus fichas.

La sustentabilidad en Chile ha experimentado un crecimiento en los últimos años debido a varios factores. Entre ellos, la consolidación del Ministerio del Medio Ambiente, además de la incorporación de nuevos instrumentos regulatorios en la materia como ocurre con el control de ruido o con el material particulado o, en otro ámbito, las Normas de Carácter general (NCG) N°385 y 386 de la SVS. También hay una nueva mirada en el campo energético, con la que se busca promover el desarrollo de proyectos más limpios. Para todo eso, las empresas empiezan a requerir profesionales capacitados.

“Efectivamente, ha habido mayor necesidad de las empresas por contar con especialistas en esta área a nivel corporativo. Además, hay un interesante incremento por denotar competencias de sostenibilidad en otros cargos requeridos. Creemos que en el futuro, estas competencias serán parte del perfil de los candidatos, además de una cualidad fundamental en los jóvenes profesionales”, señala Lorena Herrera, gerente de cambio climático y sostenibilidad de KPMG Chile. La ejecutiva establece además: “Hemos percibido un aumento sobre el 30% de la demanda común”, lo que da cuenta de la importancia de contar con capital humano capacitado”.

Por su parte, Alan Poyanco, consultor de Ingeniería y Energía de Michael Page, coincide con esta visión y da cuenta de las razones de este aumento. “Desde mi punto de vista como reclutador, he podido ser testigo de que se ha creado un aumento del 20% en la demanda de perfiles para la sustentabilidad. Esto se debe a la creciente concientización en la comunidad que se ve reflejado en la necesidad de generar nuevas divisiones dentro de las estructuras”.

Si bien, inicialmente se entendía como sustentabilidad a una función más cercana a la responsabilidad social empresarial, esto parece ir cambiando. Este campo de acción se ha ido potenciando, fortaleciendo y ampliando el concepto de responsabilidad social a una vinculación real con el medio de forma más completa. “Esto va orientado no sólo a la contribución por parte de las empresas a la sociedad desde una relación con las comunidades por medio de un mejoramiento social apoyando a la comunidad en términos de educación, capacitación, innovación, entre otros”, cuenta María Verónica López, directora ejecutiva de Althus Partners.

La ejecutiva agrega también que ahora se concibe  a la sustentabilidad como una forma en que las empresas se vinculan ayudando a la sociedad a crear conciencia de los recursos naturales y la convivencia con su entorno. “En el ámbito de la sustentabilidad económica las compañías se preocupan de realizar una producción e infraestructura de instalaciones manteniendo un equilibrio armónico con el medio ambiente sin afectar a la naturaleza y la comunidad”, enfatiza.

Tirzah van Raadshooven, socia consultora de Equation Partners, establece que “en los últimos años, varios de nuestros clientes y el mercado en general han efectuado contrataciones de profesionales vinculados a esta área. Este concepto, que de alguna forma se ha venido gestando y transformando durante el último tiempo, ya se está instaurando en algunas industrias y permeando a otras donde era un ámbito poco conocido”.

Perfil

Pero para contar con profesionales aptos para embarcarse en el mundo de la sustentabilidad corporativa es clave el rol de la academia. En el caso de la Universidad Adolfo Ibáñez, los alumnos de quinto año de ingeniería comercial pueden optar a una especialización en negocios sustentables. “Es un espacio donde se ve la motivación de los alumnos por aprender de esta materia y también se crea porque es algo que las empresas están requiriendo”, señala José Miguel Friz, director ejecutivo del Centro de Sostenibilidad Empresarial de la Universidad Adolfo Ibáñez.

Respecto a cuáles son algunas de las aptitudes que deben desarrollar, Friz establece que tienen que tener la capacidad de trabajar en equipo además de tener la capacidad de conceptualizar el contexto en el que se desarrolla la mirada sustentable de la compañía. Del mismo modo contar con una visión innovadora es fundamentar para integrar nuevas soluciones a las compañías.

Si bien, cada industria tiene características particulares, en general, para este tipo de posiciones muchos de los profesionales provienen de las áreas de comunicaciones y/o asuntos corporativos del mercado, ya que en estas gerencias se trabajan temas de relacionamiento con diferentes stakeholders, incluidos los vínculos con la comunidad. “Un profesional que ocupe un cargo ejecutivo relacionado a la sustentabilidad, debe ser capaz de integrar variables sociales, ambientales y económicas y alinearlas a la estrategia de la empresa u organización”, manifiesta Van Raadshooven. Sin embargo, esta forma de ver a la sustentabilidad parece estar evolucionando.

Friz confirma que en los últimos años ha aumentado la demanda por profesionales con conocimientos en el área de sustentabilidad y explica que se han desarrollado, a agrandes rasgos, tres perfiles: “Hay áreas de sustentabilidad que piden conocimiento más técnico y estos profesionales son los encargados de visar de alguna manera las operaciones de la empresa. A través de su juicio técnico se establece si la actividad de la empresa se alinea con la mirada que tiene la compañía. Hay otro perfil que está más ligado a la coordinación, ellos son verdaderos articuladores entre las diferentes áreas y ayudan a un desarrollo cohesionado de la compañía. Hay un tercer perfil que está vinculado a la comunicación y marketing. Sin embargo, parece estar en una tendencia a la baja porque están menos alineados con la estrategia de la compañía, mientras que los primeros crecen”.

Según detalla Poyanco, en un principio las carreras más compatibles con los desafíos que requieren estos departamentos son carreras de ingeniería industrial, ingeniería ambiental o ingeniería en energías renovables. “Adicionalmente, se buscan profesionales proactivos, innovadores, que estén constantemente pendientes de las tendencias del mercado y que tengan disponibilidad para realizar viajes tanto a terreno como a conferencias, siendo lejanos al trabajo rutinario”.

Los expertos coinciden que si bien los conocimientos son importante, una de las claves de este perfil ejecutivo de sustentabilidad es tener una visión transversal e integrativa de la gestión de la empresa y siempre proyectar en el mediano y largo plazo el riesgo y la oportunidad.

Fuente: http://www.chiledesarrollosustentable.cl/

Otras Fuentes
Categorias: Iberoamérica, Noticias

Escribir Comentario

<