Impuestos a los vicios: ¿Son responsables?

Impuestos a los vicios: ¿Son responsables?

Los impuestos pecado son el medio eficaz para reducir el consumo de cierto producto, ¡te contamos!

Es común aplicar “impuestos al pecado” para afectar los costos de productos considerados negativos para la salud, tales como el alcohol, el tabaco y el azúcar. Defensores de este impuesto afirman que al aumentar el costo tributario, reduce prácticas nocivas a nivel individual y social, y además contribuye con recursos fiscales.

Para  Jonathan Gruber, economista del Massachusetts Institute of Technology (MIT), en entrevista con BBC, “los impuestos al pecado son una herramienta importante para combatir problemas sociales. Está demostrado que la gente fuma menos cuando suben los precios”,

Por ejemplo, en Francia, hace un mes se anunció que se subiría el impuesto al tabaco, una medida que por ejemplo, en Reino Unido ha funcionado. La cajetilla de 20 cigarrillos que actualmente vale cerca de US$8, llegará a casi US$12 en los próximos tres años.

Por otro lado, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha informado que el tabaco mata a más de 7 millones de personas cada año, de las cuales más de 6 millones son consumidores directos y alrededor de 890.000 son personas que no fuman, pero que han estado expuestas al humo ajeno.

“Los impuestos al tabaco son el medio más eficaz para reducir el consumo, especialmente entre los jóvenes y los pobres”.

De acuerdo a sus estudios, un 10% de aumento en el gravamen reduce el consumo de tabaco aproximadamente 4% en los países de ingresos altos y 5% en los países de ingresos bajos o medios.

Otro de los impuestos que se han implementado recientemente es el impuesto al azúcar, como forma de combatir la obesidad. Un estudio de la Universidad de Chile señala que desde 2014 -año en que se aprobó un impuesto a las bebidas azucaradas- su consumo se redujo 22% en el país.

Fue en 2014 que en México se aprobó también un impuesto sobre refrescos azucarados en 2014, de esta manera, el consumo total de este tipo de bebidas bajó 12% en el primer año de su implementación.

En esta misma línea, uno de los casos más recientes es Perú, un país que aumentó el impuesto tanto a cervezas, refrescos, cigarros como a combustibles, porque el costo social por enfermedades asociadas al consumo de esos productos, equivale a cerca del 11% del PBI anual, según el gobierno.

Respecto a los alimentos, también se han aplicado impuestos a algunos países que producen alimentos con mucha grasa.

Asimismo, en Escocia se implementó un impuesto para tratar de combatir los problemas de sus ciudadanos con la bebida.

Estas medidas tienen diferentes opiniones, por ejemplo, Chris Snowdon, investigador del Institute of Economic Affairs en Londres dice que “Estos impuestos castigan a los más pobres”.

Fuente: https://www.expoknews.com

Otras Fuentes

Otras Fuentes

http://sirse.info
A través de "Otras fuentes" publicamos artículos relacionados de otros medios, notas de prensa, o artículos de usuarios no registrados en sirse.info
Otras Fuentes
Categorias: Iberoamérica, Noticias
Tags: Impuestos, Vicios

Escribir Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
Campos Obligatorios*