IRIS, GRI y la importancia de reportar

IRIS, GRI y la importancia de reportar

Las empresas que reportan de forma seria y regular su desempeño tendrán mejores oportunidades.

La mejor tarjeta de presentación que una empresa puede tener es sin duda su informe público de sostenibilidad, en especial cuando lo que busca es lograr una alianza valiosa o una inversión importante, ya que cada vez es más común observar que los organismos reguladores y las instituciones financieras muestren interés en conocer asuntos relacionados con la gobernanza e impactos sociales y ambientales del sector privado.

Las empresas que demuestren haber reportado de forma seria y regular su desempeño en estos temas tendrán mayores oportunidades que sus pares que aún se gestionan como si vivieran en el pasado. Si bien dicen que “no hay un traje a la medida de todos”, considero que estos son los dos marcos para reportar sostenibilidad corporativa e impacto social más adecuados para empresas sociales y organizaciones transnacionales, respectivamente.

IRIS:

Iniciales de Impact Reporting and Investment Standards, una iniciativa de la Red Global de Inversión de Impacto (GIIN) que presenta un catálogo de 450 indicadores de impacto financiero, social y ambiental diseñado para ser usado por fondos de inversión, empresas y fundaciones alrededor del mundo. Por un lado, IRIS facilita la toma de decisión de los inversionistas, al proveerles de información creíble y comparable entre empresas. Por el otro, ayuda a los emprendedores a reconocer indicadores que pueden ir implementando desde las fases iniciales de su negocio. Esta iniciativa de más de 3,000 usuarios es la más adecuada para ser usada por empresas sociales, según la Universidad de Stanford.

GRI:

Las directrices de Global Reporting Initiative conforman un estándar de reporte de sostenibilidad corporativa lanzado hace casi veinte años. Más de 9,000 organizaciones en 90 países han logrado consolidarla como la iniciativa más importante en su tipo. Su correcta implementación le facilita a las organizaciones tener un mejor entendimiento de su impacto en la gente y la naturaleza, al mismo tiempo que le permite transparentar sus acciones y comparar su desempeño. Si bien su intención es ser usada por organizaciones de todos los tamaños, ha sido adoptada principalmente por empresas grandes. Sin duda su aval más importante es el Pacto Mundial de las Naciones Unidas, organización que recomienda su utilización para elaborar informes públicos de sostenibilidad.

Ambos marcos tienen como objetivo la transparencia y rendición de cuentas. Sin embargo, IRIS es más conveniente para aquellas empresas pequeñas que buscan inversiones para escalar su impacto, mientras que GRI es muy útil para empresas grandes que tienen una amplia gama de grupos de interés y necesitan priorizar sus acciones y comunicarlas de forma estratégica. Cualquiera de los dos catálogos puede usarse libremente y sin costo. Mi recomendación para los emprendedores sociales es usar IRIS en un principio y conforme vaya creciendo la empresa migrar a GRI. Ambas organizaciones se han encargado de hacer más fácil esta transición al elaborar una guía que vincula sus indicadores.

La evolución de estas dos iniciativas indica un interés real del sector privado por adoptar estándares de reporte de sostenibilidad. Por lo mismo estas herramientas pueden ser muy útiles para atender esta tendencia y detonar la presencia de un mayor número de empresas transparentes que le entreguen informes confiables en nuestra sociedad. Esperemos que en el futuro haya más “tarjetas de presentación” de este tipo.

Por Rodolfo Sagahón Velasco

Fuente: http://www.expoknews.com/

Otras Fuentes
Categorias: Internacional, Noticias

Escribir Comentario

<