La sostenibilidad entra en una etapa de mayor exigencia de los stakeholders

La sostenibilidad entra en una etapa de mayor exigencia de los stakeholders

Forética ha presentado el Informe Forética 2018 sobre la evolución de la RSE y la Sostenibilidad, bajo el subtítulo La recompensa del optimista. Se trata de la séptima edición de este estudio que desde el año 2002 analiza las tendencias que marcan la agenda de la responsabilidad social empresarial a nivel nacional e internacional y presenta una fotografía del grado de implantación y desarrollo de la misma. El acto de presentación ha contado con la participación del director general de Leroy Merlin España, Ignacio Sánchez, el director general Adjunto de Banca de Particulares de Bankia, Fernando Sobrini, y el presidente de la Junta Directiva de Forética, Fernando Riaño.

El fuerte desarrollo de las políticas y prácticas de sostenibilidad, no solo en las empresas, sino en gobiernos y ciudadanos hace que, por primera vez, el Informe Forética analice tres perspectivas, tal como ha presentado Jaime Silos, director del estudio: la gobernanza global de los aspectos socio-ambientales, la integración en la empresa de los atributos ASG -ambientales, sociales y de gobernanza-, y el consumidor consciente (grado de avance de las prácticas de consumo responsable).

El informe concluye que la responsabilidad social empresarial se encuentra al final de su segundo ciclo de evolución. Una primera etapa, “el ciclo del optimista”, se caracterizó por una RSE liderada por las empresas y una supremacía de los estándares de sostenibilidad. El actual ciclo, “el ciclo de la convicción”, ha conseguido incorporar a gobiernos e instituciones supranacionales como agentes aceleradores de la agenda global, y viene caracterizado por la irrupción del soft-lawcomo herramienta de atracción de una mayoría temprana de empresas. Las agendas de responsabilidad social de las empresas han pasado de un nivel de baja madurez, basado en la reputación, a un grado de mayor foco en el impacto, centrado en el alineamiento con el negocio.

La mayor masa crítica y un alto grado de alineamiento en torno a la sostenibilidad por parte de gobiernos, empresas e inversores abrirán “el ciclo del pragmático”, etapa de aceleración donde las exigencias normativas llevarán a la sostenibilidad a nuevas cuotas de crecimiento.

Integración en la empresa de los atributos ASG

El informe pone el foco en la integración de la sostenibilidad en la actividad de supervisión de los Consejos de Administración. El estudio destaca que en España el 29% de las compañías del IBEX 35 cuentan con una comisión o subcomisión para la responsabilidad social de las empresas en el seno de sus Consejos.

Estas compañías tienden a tener una mejor calificación por parte de las agencias de rating de sostenibilidad, incrementándose en media en 10 percentiles con respecto al resto del mercado.

Por otro lado, el estudio subraya que la función de RSE en empresas y organizaciones está iniciando un proceso de mayor integración orgánica con otras áreas de las mismas, generando una gran área de potenciación de valor.

Vinculado con este concepto, el informe señala desde el ángulo de la inversión socialmente responsable que en el mundo hay más de 23.000 millones de dólares en activos bajo gestión con un mandato ASG. Utilizando como base el índice de bolsa mundial MSCI ACWI (All Country World Index), se observa que, por cada dólar de beneficio por acción, el mercado paga 17,30 dólares en las empresas líderes en ASG, frente a 15,99 dólares para el resto de las compañías, es decir un 8% más. De esta forma, el vínculo entre sostenibilidad y prima de riesgo en el mercado es claro.

Asociado con esta demanda mayor de información, entramos en la era del reporte de alta frecuencia en aspectos de sostenibilidad. Las prácticas de informe extra financiero han experimentado un gran incremento durante la última década creciendo en torno al 24% anual.

Claves de la RSE para la gobernanza global

El estudio identifica las siguientes tendencias que darán forma a la sostenibilidad en la próxima década: los Objetivos de Desarrollo Sostenible, el Cambio Climático, la Economía Circular, los Derechos Humanos y el Futuro del Trabajo marcado por una transformación tecnológica y social acelerada. En concreto en los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la Agenda 2030 como tema transversal, el informe indica que existe una alta correlación entre Objetivos de Desarrollo Sostenible y competitividad. Los países con mejor desempeño en ODS tienden a ser más competitivos y viceversa, los países con mayor potencial competitivo tienden a tener un mejor comportamiento en ODS.

Claves de la RSE para la ciudadanía

En cuanto a las claves de la RSE para la ciudadanía y la evolución de las prácticas de consumo responsable, el estudio aprecia una sociedad cada vez más informada sobre aspectos de sostenibilidad y más preocupada por el impacto de los productos y servicios que adquiere. Un 76% de la población española declara haber oído alguna vez hablar de la responsabilidad social de las empresas, frente al 53,8% en nuestra anterior edición de 2015 del Informe Forética.

Un 68,5% de los consumidores declara haber dejado de comprar un producto o servicio basándose en aspectos de RSE, lo que supone un salto importante desde el 44,6% en la edición de 2015. Desde el punto de vista de la discriminación positiva, el 89% de los encuestados declara que, entre dos productos iguales, compraría el más responsable. Dentro de éstos, un 63,9% estaría dispuesto a asumir un mayor precio, mientras que el restante 25% materializaría su preferencia sólo en igualdad de precios.

Además, el Informe Forética estudia la penetración de dos tipologías de estilos de vida sostenible. Por un lado, la aplicación de criterios socio-ambientales en la administración de recursos, que comprende desde el ahorro y el consumo, hasta la participación en la economía colaborativa. Un segundo bloque, recoge los hábitos de vida con impacto social o ambiental positivo, como el reciclaje, el cuidado de la salud, la movilidad sostenible, entre otras.

El estudio revela una mayor adopción de hábitos de vida con impacto positivo. La penetración media es del 48%, destacando la alta presencia de sistemas de reciclaje en los hogares, el cuidado de la salud y el uso de alternativas de transporte distintas al vehículo privado. Los hábitos relativos a la administración de recursos tienen una tasa de penetración muy inferior, próxima al 35%. Dentro de esta última, los tres principales hábitos son la preferencia por los productos locales, adquirir productos de segunda mano y la preferencia por productos bio y ecológicos.

Fuente: https://www.compromisorse.com

Otras Fuentes

Otras Fuentes

http://sirse.info
A través de "Otras fuentes" publicamos artículos relacionados de otros medios, notas de prensa, o artículos de usuarios no registrados en sirse.info
Otras Fuentes
Categorias: España, Noticias

Escribir Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
Campos Obligatorios*