Las 4 Fases de la Responsabilidad Social Personal (RSP): el Método Gandhi

Las 4 Fases de la Responsabilidad Social Personal (RSP): el Método Gandhi

El Método Gandhi es un Método para desarrollar la Responsabilidad Social Personal (RSP), que surge del estudio de las personas que están siendo el Cambio en el Mundo en cualquier ámbito y ante cualquier injusticia. Todas las personas que son el Cambio en el Mundo pasan por estas 4 fases, las 4 C’s para Ser el Cambio en el Mundo: Conciencia, Conexión, Compromiso y Comunicación. Estas 4 fases conforman un proceso Evolutivo y Sistémico.

En este artículo quiero compartir contigo un patrón que he observado en las personas que son el cambio en el mundo, ante cualquier injusticia.

Si observamos bien el proceso, podemos descifrar unas claves, un Método, para liderarnos e incluso liderar a personas a Ser el Cambio en el Mundo.

Un Método para desarrollar la Responsabilidad Social Personal con uno mismo y con nuestros conciudadanos.

Lo llamaremos Método Gandhi (en honor del mismo)…

Pero, ¿Por qué un Método para Ser el Cambio en el Mundo?

De nuevo, porque necesitamos desarrollar habilidades y mejorar nuestra capacidad de influir -liderazgo- positivamente en el Mundo.

Es necesario que generemos discurso y vocabulario que nos permita hablar con más detalle y capacidad de observación de los fenómenos que se producen cuando estamos siendo éticos y respetuosos.

¿Qué es el Método Gandhi?

El Método Gandhi es un Método de Responsabilidad Social Personal, que surge del estudio de las personas que están siendo el Cambio en el Mundo en algún ámbito.

Algunas de las personas en las que me he inspirado para definir los elementos de este método son personas cercanas, héroes cotidianos ([email protected] conocemos [email protected]). Pero tenemos ejemplos para todos conocidos como el de Gandhi, Santa Teresa de Calcuta, Jesucristo, etc… los grandes “activistas”, “innovadores sociales” y “chage-makers” de la Historia.

Después de observar varios ejemplos de modelos de personas que están actuando, en cualquiera de los ámbitos antes citados, he llegado a la conclusión que todas las personas que son el Cambio en el Mundo pasan por estas 4 fases, las 4 C’s, que resumo a continuación:Conciencia, Conexión, Compromiso y Comunicación.

Cada una de las fases tiene sentido por sí misma, y si no se consolida una previa, no se puede pasar a la siguiente de una forma sostenible.

Fase o Etapa 1: Conciencia

En esta primera fase, las personas toman conciencia acerca de una injusticia/ maltrato que afecta a algún ser o grupo (o al medioambiente) y que le importa. Es algo que quizás no había percibido antes, pero sin embargo, ya nunca más olvida. Como dice Einstein: “la mente que se abre a una nueva idea, nunca más vuelve a su estado inicial”.

La mejor forma de ayudar a las personas a llegar a esta fase es exponiendo la información (hechos) sobre el maltrato/injusticia de la forma más respetuosa posible. Querer obligar a aceptar la propia forma de pensar -por muy argumentada y ética que sea- puede cerrar las puertas de forma de nitiva.

También es relevante que la persona que le exponga esa información se haya ganado la “con anza”, primero, o que sea una persona a la que le concede autoridad. Por eso las ONGs utilizan personas famosas para sus campañas. Otras formas de conseguir “autoridad” es haber logrado algo extra-ordinario (el ejemplo de Jane Goodall…), haber escrito un libro o tener presencia en medios, tener muchos seguidores en redes sociales (por aceptación social)…

A veces también es interesante exponer estas informaciones fuera de los lugares habituales dónde se mueve esta persona, pues a veces generamos anclajes entre nuestras formas de ser y nuestros lugares más habituales.

En último término, es muy importante -como siempre- la repetición (desde el respeto). La repetición del “mensaje” puede hacer que la persona lo comprenda, a veces después de in dad de veces anteriores en los que se ha incluso despreciado.

Como dijo Arthur Schopenhauer: “Toda verdad pasa por 3 fases: primero es ridiculizada, luego recibe una violenta oposición, y nalmente es aceptada como evidente”.

Fase o Etapa 2: Conexión

En esta fase, se produce lo que se conoce como “hacer la conexión”. Significa conectar la conciencia de la injusticia/maltrato que se ha observado, con la conciencia de que uno mismo forma parte de eso, de alguna forma, con la acción o inacción.

Una vez la persona ya a tomado conciencia acerca de una injusticia/maltrato y de que le importa (le emociona), entonces ya estará en un estado mucho más disponible a ver, con más o menos tiempos (a veces puede suceder en segundos), en qué medida el o ella puede sentirse con parte de responsabilidad y, por tanto, con poder para cambiar las cosas.

Para ayudar a una persona a pasar a esta etapa de conexión, de nuevo son importante los datos objetivos, pero quizá en esta ocasión puede ser de ayuda ua aproximación más emocional y a veces, que toque la bra sensible (precisamente lo que hacen algunas grandes ONGs).

El tema es sacar a la persona fuera de su zona de comodidad, nunca mejor dicho.

Cuando una persona llega a este punto, a medido es visible en su facialidad (ponerse las manos en la cabeza o en la boca, a veces hasta llorar…a veces por empatía-dolor y a veces por alegría precisamente por haber empatizado con otro ser… ¿amor?).

Especialmente he visto estas reacciones en temas relacionados con la explotación animal debido al consumo masivo e inconsciente humano. También es frecuente estas reacciones en problemáticas cercanas de las que no eras tan consciente, como comedores de barrio

 Fase o Etapa 3: Compromiso

Las personas que están en esta fase ya han tomado la decisión de tomar la acción coherente y sostenida en relación a mejorar la situación de maltrato/ injusticia con la que ha conectado.

A menudo la primera acción es pedir consejo o ayuda acerca de qué o cómo puede hacer. Eso en sí mismo ya es una señal de estar en esta fase.

A menudo son personas que se acercan por “motu propio” a una ONG, a ofrecerse como voluntario para ayudar.

Es un momento crítico en el que es importante sentirse respaldado y apoyado por el grupo, tanto por su grupo de seres queridos, como el grupo de personas o la persona que le haya llevado a esa toma de conciencia, si la hubiera.

Sobretodo, porque en ese primer momento se siente un poco entre dos mundos (casi como un bicho raro), y puede sentirse muy sólo.

Cuánto menos socialmente sea compartida esta conexión y esta percepción de injusticia/maltrato (un ejemplo son las personas que se hacen veganas), más probable es que la persona se sienta de esta forma.

Fase o Etapa 4: Comunicación (Acción en común)

La personas en esta etapa ya tienen su ciente experiencia en el proceso de cambio como para ayudar a otras a caminar ese proceso, o bien para generar sinergias y/o participar en actividades grupales.

Esta última forma, participar en actividades grupales como “seguidor” en vez de como líder o “promotor”, es la forma más común de comenzar.

También es frecuente comenzar generando conciencia en redes sociales, desde donde las personas nos sentimos más cómodas/seguras para compartir este tipo de información.

 Conciencia Social Personal y Responsabilidad Social Personal

El Método Gandhi es un método de Conciencia y Responsabilidad. La Conciencia sin Responsabilidad no sirve de nada. Es cómo ver un tren acercándose hacia ti y no moverse.

Concretamente, las fases 1 y 2 tienen que ven con la Conciencia. Más concretamente, la Fase 1 (conciencia) podríamos decir que es Conciencia Social. Y la Fase 2 (conexión), es Conciencia Social Personal, porque es Conciencia Social conectada a lo Personal.

Las fases 3 y 4 tienen que ver con Responsabilidad Social Personal, aunque también podríamos decir que incluye la Fase 1 y 2, pues una persona responsable procura “generar” conciencia (social y social personal).

 El Método Gandhi, un proceso Evolutivo y Sistémico

El Método Gandhi explica acerca de un proceso continuo de conciencia-responsabilidad que es evolutivo, pues se repite una y otra vez (a nuevos niveles de conciencia y/o de responsabilidad); y es sistémico, porque todas las fases del proceso están conectadas y se retroalimentan.

Darnos cuenta de esto nos permite estar siempre abiertos y atentos al desarrollo de nuevas formas de aprendizaje de conciencia y responsabilidad, las cuáles son el reflejo de la Evolución/Desarrollo Personal que se produce.

A medida que la persona evoluciona en la fase 3 y 4, se da cuenta de nuevas cosas de las que no era consciente. Esta nueva consciencia, al estar uno entrenado en el proceso, tiene más probabilidades de pasar rápido por la fase 2 hacia la fase de compromiso, y así continuamente, cada vez viviendo ese proceso de forma más consciente y disfrutándolo más.

Este proceso es un proceso de despartar de consciencia y ¡hasta de iluminación!

Recuerda, el mayor reflejo de tu Desarrollo Personal (Crecimiento Personal, Evolución Espiritual, Iluminación, etc. como sea que tú le llames…) es tu Responsabilidad Social Personal. Responsabilidad Social Personal  es espiritualidad manifiesta  : )

Fuente: http://diarioresponsable.com/

Otras Fuentes

Otras Fuentes

http://sirse.info
A través de "Otras fuentes" publicamos artículos relacionados de otros medios, notas de prensa, o artículos de usuarios no registrados en sirse.info
Otras Fuentes
Categorias: Internacional, Noticias

Escribir Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
Campos Obligatorios*