Las mejores prácticas en comunicación interna

Las mejores prácticas en comunicación interna

La relación de las organizaciones con sus empleados —y viceversa— está cambiando mucho en los últimos tiempos. Las organizaciones ya no los consideran un público más, sino un stakeholder clave que puede convertirse en el mejor embajador de la marca. Por su parte, los empleados son más exigentes con sus organizaciones, pero también se implican más si comparten sus valores.

En este proceso de transición, la comunicación interna es fundamental, así que tras asistir a la 84.ª sesión del Foro de Comunicación interna de Estudio de Comunicación hemos pensado que sería una buena idea aprovechar este espacio para reflexionar sobre algunos de los aspectos clave en la gestión interna de la comunicación y hablar de algunos casos de buenas prácticas que se expusieron en el evento.

En el Foro se habló mucho de RSC y se discutió sobre cómo integrarla en la comunicación interna. Si bien es cierto que se puede ser responsable sin los empleados, merece la pena detenerse a pensar en las ventajas que conlleva su implicación. En primer lugar, el impacto social será mayor. Ya hemos argumentado muchas veces que los empleados son el portavoz más creíble, si sus valores y los de la organización están alineados consideramos una recomendación auténtica que genera confianza en el resto de stakeholders. Como destacaba Concha Gómez, directora del área de servicios de Comunicación Interna en Estudio de Comunicación, ser creíble implica estar muy pegado a lo que las personas ven, perciben y reclaman de nosotros. Se espera de la RSC que incremente la significación de lo que la empresa hace para las personas, y no que se vea como un añadido que no conecta con el proyecto empresarial ni con las personas que forman parte de él.

No menos importante es la atracción y vinculación del talento, cada vez más las personas quieren trabajar en una empresa con la que compartan valores. Así, las iniciativas de RSC alineadas con los valores profesionales de los empleados les permitirá desarrollar habilidades propias, generando mayor vinculación y fomentando actitudes de recomendación auténtica. No solo eso, sino que ante una posible crisis reputacional, contaremos con el apoyo de nuestros empleados que, al sentirse más vinculados a la actividad y modo de ser de la empresa consideran que, de algún modo, se están defendiendo a sí mismos.

Muchas empresas ya están adaptando sus practicas responsables y sus modelos de comunicación interna a esta nueva realidad. Es el caso de las tres compañías siguientes, galardonadas en los IX Premios de Comunicación Interna. Os dejamos con un breve resumen de su caso para que os sirva de inspiración:

  • Grupo Tragsa: «Mejor práctica de comunicación interna en el ámbito de la RSC y la gestión responsable». Desarrollaron el programa T+vida con el que buscaban promover unos hábitos de vida saludables para sus empleados. Mediante una app exclusiva los trabajadores podían realizar un seguimiento de su actividad física y su alimentación, quedar para practicar deporte juntos e incluso registrar sus puntaciones en un ranking entre empleados. Además de la app, se promovieron actividades físicas en las oficinas para promover y facilitar hábitos más saludables en el trabajo.
  • DKV Seguros: «Mejor Publicación para la Comunicación Interna». La compañía reformuló completamente una publicación que llevaba mucho tiempo difundiéndose entre los empleados para hacerla más transparente y, sobre todo, interesante para los empleados. Se reestructuró la revista y se colocó a los empleados como protagonistas de todas las publicaciones. Ya no solo elegían el contenido de interés, sino que era de ellos de quien hablaba la revista. Así, todos los empleados podían conocer la empresa desde las personas que la forman, no solo a nivel profesional sino también personal.
  • El Corte Inglés: «Mejor estrategia y plataforma online para la gestión eficaz de la comunicación interna». En este caso, crearon una app para empleados que se adaptó muy bien a las necesidades de la amplia y variada plantilla de la empresa. Este canal les permitía llegar a toda la plantilla, ya que la mayor parte no trabaja con el ordenador. Se consideró la opinión de los empleados en el proceso de diseño y el resultado fue una aplicación que además de facilitar muchos trámites al empleado — consultar su nómina, acceder a descuentos…— servía de vía para crear nuevos servicios y prestaciones a las que antes no tenían acceso.

Fuente: http://blog.corporateexcellence.org

Otras Fuentes

Otras Fuentes

http://sirse.info
A través de "Otras fuentes" publicamos artículos relacionados de otros medios, notas de prensa, o artículos de usuarios no registrados en sirse.info
Otras Fuentes
Categorias: Buenas Prácticas RS

Escribir Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
Campos Obligatorios*