Las soluciones digitales ayudarán a alcanzar los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU

Las soluciones digitales ayudarán a alcanzar los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU

Según el estudio de Accenture, elaborado para GeSI, afirma que los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), que buscan erradicar la pobreza extrema, combatir la desigualdad y la injusticia y solucionar el cambio climático para 2030, podrían alcanzarse si se impulsan soluciones digitales. De hecho, asegura que los coches conectados salvarían hasta 720.000 vidas al año y 1.600 millones de personas se podrían beneficiar de servicios médicos de mayor calidad, más accesibles y económicos gracias a la atención sanitaria online.

Las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) pueden jugar un papel fundamental en ayudar a alcanzar los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas para 2030. Esto supone desarrollar nuevas soluciones digitales para mejorar la calidad de vida de las personas, lograr un crecimiento equitativo y proteger el medio ambiente, según el último informe de Accenture para el Global e-Sustainability Initiative (GeSI), una colaboración de empresas y organizaciones del sector TIC para la promoción de tecnologías y prácticas que fomenten la sostenibilidad económica, social y medioambiental.

El estudio «#SystemTransformation: How digital solutions will drive progress towards the sustainable development goals» demuestra cómo el impacto de las tecnologías digitales puede repercutir en un futuro más sostenible. La investigación concluye que todos los países tienen brechas de crecimiento en más de la mitad de los 17 Objetivos, que buscan erradicar la pobreza extrema, combatir la desigualdad y la injusticia y solucionar el cambio climático para 2030. Si bien los mayores avances se necesitan en los países y regiones menos desarrolladas, el estudio demuestra que estas acciones son también necesarias en las regiones desarrolladas para separar el crecimiento económico de la degradación del medio ambiente.

“El GeSI quiere liderar el debate sobre cómo se deberían poner en práctica soluciones digitales para hacer frente al reto de cumplir los ODS” según Luis Neves, Chairman GeSI. “Haciendo que estos Objetivos sean nuestro principal marco de actuación, hemos definido un mapa de implantación que continuaremos mejorando para desarrollar nuestras prioridades hasta 2030, y nos comprometemos a apoyar a las organizaciones miembros a hacerlas realidad”. De hecho, la expansión de soluciones digitales contribuirá sustancialmente a la implantación de las tres dimensiones de desarrollo incluidas en la ODS:

Mejorar la vida de las personas. 1.600 millones de personas se podrían beneficiar de servicios médicos de mayor calidad, más accesibles y económicos gracias a la atención sanitaria online. Además, los coches conectados podrán salvar hasta 720.000 vidas al año y prevenir alrededor de 30.000 lesiones por accidentes de tráfico.

Impulsar el crecimiento equitativo. Las soluciones digitales -como Internet de las Cosas y la robótica- pueden generar hasta un billón de dólares en beneficios económicos para las industrias de fabricación y logística inteligente.

Protección del medio ambiente. Se puede reducir la cantidad de emisiones de gases de efecto invernadero y conducir la transformación de los mercados hacia las energías renovables, reduciendo las emisiones de carbono en, aproximadamente, un 20% para 2030.
“Nuestra misión en Microsoft es ayudar a todas las personas y todas las organizaciones del mundo a lograr más”, explica Satya Nadella, CEO de Microsoft Corp. “A través de iniciativas como GeSI, apostamos por tecnologías digitales que resuelvan los mayores retos educativos, sanitarios, de sostenibilidad del medio ambiente y de planificación urbanística”.

“Ha llegado el momento de comprender que la revolución digital puede ser la respuesta a nuestros problemas mundiales, por lo que en Deutsche Telekom tenemos el deber digital de desarrollar esta revolución para el beneficio de futuras generaciones”, afirma Timotheus Höttges, jEFE Ejecutivo de Deutsche Telekom AG.

Según el informe, para 2030 el sector de las TIC podría ingresar 2,1 billones de dólares adicionales gracias a servicios que contribuyen directamente al cumplimiento de estos objetivos. Esto incluye 400.000 millones de dólares al año por conectar a 2.500 millones de personas a los servicios de comunicación. Además, se podrían generar 1,7 billones de dólares a partir de soluciones digitales que contribuyen a la consecución de los ODS, incluyendo el comercio electrónico (580 millones de dólares), teletrabajo (537 millones), edificios inteligentes (200 millones de dólares), la administración electrónica (86 millones de dólares), y el aprendizaje online (75 millones de dólares).

“A través de la implementación de estrategias digitales, el sector de las TIC puede actuar como catalizador para ayudar a los países a resolver retos de tipo social, económico y medioambiental”, explica Peter Lacy, managing director, Accenture Strategy. “La velocidad y el alcance de las soluciones digitales puede permitir a esas naciones llegar a las personas independientemente de su ubicación o nivel de ingresos, además de que están diseñadas para que su uso sea complementario, por lo que su penetración es rápida. Las soluciones digitales también contribuyen a nuevos modelos de negocio, abren y crean nuevos mercados y ayudan a resolver algunos de los mayores problemas globales en innovación”.

“A pesar del potencial de la conectividad global, no podemos perder de vista el hecho de que más de 4.000 millones de personas todavía no tienen acceso al ecommerce”, explica Houlin Zhao, Secretary-General of the ITU, agencia especializada en ICT de la ONU. “Conectar a los desconectados y reducir la brecha digital debe llevarse a cabo como una prioridad que requiere una colaboración público-privada y modelos de financiación e inversión más innovadores”.

En este sentido, el informe identifica también tres obstáculos para poner en marcha todo el potencial de estas soluciones digitales:

Las limitaciones políticas y de regulación en la protección de la propiedad intelectual y seguridad de datos. Las diferencias en los requisitos para la regulación desaceleran la implantación de sensores y tecnologías inteligentes, además de incrementar la complejidad de su desarrollo y uso, por lo que también se incrementa el coste.
Limitaciones en la oferta, que deriva en fondos insuficientes para proyectos de infraestructuras o para evaluar soluciones digitales innovadoras. Los esfuerzos para encontrar capital para grandes proyectos de infraestructuras en zonas menos desarrolladas o en vías de desarrollo se ven debilitados por la falta de inversión en seguridad y falta de normas en las tecnologías.
Barreras en la demanda por falta de conocimientos digitales y brechas género. El menor poder adquisitivo de las mujeres, su menor tasa de alfabetización y un desequilibrio con las expectativas dentro de un rol cultural. El uso de las tecnologías también se obstaculiza porque habitualmente no están traducidas a los idiomas locales.

Por ello, para sacar provecho del poder de la digitalización y que los beneficios lleguen a la sociedad, la economía y el medio ambiente, es necesario concienciar a políticos, organizaciones multilaterales, ONGs y al sector privado a dar pasos para superar estas tres barreras.

Fuente: http://www.compromisorse.com/

 

Otras Fuentes
Categorias: Internacional, Noticias

Escribir Comentario

<