Liderazgo con Valores

Liderazgo con Valores

Esta vez deseo motivar a todas aquellas personas que son “líderes” en sus empresas, corporaciones, entre otros. A todos quienes llevan ese cargo importante en su día a día para así poder guiar e influenciar a personas a trabajar por un fin común.

En mi experiencia laboral, puedo expresar que me han tocado diferentes tipos de jefes, quienes de alguna manera u otra me han enseñado “qué hacer” y “qué no hacer” en un mundo donde “todo es para ya” y las exigencias crecen sin parar. Sin duda alguna, los jefes que me han marcado son piezas clave en mi vida profesional. Ellos son los que se preocupan por su “gente”. Los que comunican de forma directa y clara, los que “motivan” y sobre todo los que corrigen de manera apropiada, sin ningún tipo de insulto o prepotencia.

El liderazgo se “gana”. Por esto, hay que desarrollarse, invertir en crecer, aprender y trabajar en ser mejor jefe. Un líder fomenta el diálogo con todo el equipo e inspira a ser mejor. Cuenta con valores como el de respeto y justicia.

Un buen líder “acepta sus errores” y escucha la opinión de su equipo. Busca soluciones a los problemas y controla sus emociones en momentos de presión y estrés. La inteligencia emocional es primordial en el liderazgo. Ella ayudará al líder a dar respuestas sensatas a situaciones de crisis o de riesgo.

La comunicación es un punto fundamental en el liderazgo. Según mi vivencia, puedo compartirles algunos momentos claves:

  1. Tiempo: como jefe, debes tener el tiempo necesario para dar las indicaciones de manera clara y ordenada.
  2. Canales de comunicación: prohibido enviar correos electrónicos que no se comprenda su mensaje. Es preferible una reunión en persona que dejar un colaborador o empleado desorientado.
  3. Reuniones productivas: aterrizar en el tema de lo que se desea hablar. Ponerse objetivos de lo que se desea obtener en dichas reuniones.
  4. Prestar atención: Dejar el móvil a un lado. El colaborador se sentirá más cómodo conversando con un jefe que lo “mira a los ojos” que a un jefe que solo está pendiente al teléfono o computador.
  5. Saber escuchar: dejar la prepotencia y saber escuchar las ideas de los colaboradores. Entender sus inquietudes y tomarlas en consideración.

Un líder debe ser transparente. Debe trabajar con ética y no participar en ningún tipo de acto de corrupción. Debe dar el ejemplo y tener coherencia para así ganarse la confianza de su equipo.

Un buen gobierno corporativo se basa en tener una persona que maneje de manera correcta y responsable su función de líder.

Las redes sociales nos muestran videos virales sobre “grandes jefes” que, desinteresadamente aportan acciones positivas a sus colaboradores o empleados. Como por ejemplo: donando cierto porcentaje de sus salarios, ofreciendo grandes beneficios o contribuyendo a proyectos comunitarios o de medioambiente. Todo con la finalidad de retener y captar más talento, de agradecer y motivar a su gente y de compartir valores en la sociedad.

La tendencia de hoy día es ser un “líder con valores” y dejar un legado en el mundo, en un país o ciudad. Las empresas tienen la misión de contribuir al “cambio” y esto no significa que no se enfoquen en uno de sus objetivos que es el de “ganar dinero”, sino también, ahora más que nunca deben “participar” en la mejora continua, con buenas prácticas para así crear conciencia a tener un mejor planeta y aportar cambios significativos en la sociedad.

Para que la empresa sea sostenible y perdure en el tiempo debemos liderar con valores. Transmitir positivismo para así dejar nuestra huella de generación en generación y entregar de herencia todo lo bueno que podamos hacer.

Por Nilena Marín Calvo

Consultora RSE & Comunicación

Nilena Marin Calvo

Nilena Marin Calvo

Consultora RSE & Comunicación at Motivamerica
Nilena Marin Calvo

Latest posts by Nilena Marin Calvo (see all)

Categorias: Opinión

Escribir Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
Campos Obligatorios*