Mamá y papá en cuarentena: nuevo reto para la paternidad

Mamá y papá en cuarentena: nuevo reto para la paternidad

¿Cuáles son los nuevos desafíos a los que se enfrentan las mamás y papás que trabajan en casa, a la par de criar y educar niños a distancia?

Ser padre hoy en día no es tarea sencilla. Los días en medio de la pandemia de COVID-19 se han vuelto campo de batalla para mamás y papás que ven escurrir los días en el esfuerzo de equilibrar (lo mejor que se puede) las labores del hogar, las preocupaciones de salud, las tareas que ha impuesto la nueva educación a distancia y los múltiples deberes del trabajo remoto.

Los diferentes escenarios en los que vive cada familia, cada madre y padre, y el tipo de paternidad que ejerzan, multiplica estos retos. En México, por profundizar en uno de estos ejemplos, casi una quinta parte de los hogares son monoparentales, es decir que están conformados por una jefa o jefe de familia que llevan solos la responsabilidad de criar a uno o varios hijos[1]. Para ellos, balancear la maternidad y paternidad con la productividad laboral implica un reto aún mayor.

Los desafíos son igual de complejos para quienes además de cuidar a sus hijos se están haciendo cargo de adultos mayores o quienes han visto mermados sus ingresos a partir de la crisis económica que camina junto a esta contingencia sanitaria, algo que afecta de manera desproporcionada a las familias más pobres.

No es menor, tampoco, para los padres de niños pequeños que tienen que cubrir un horario completo de forma virtual, o aquellos que tienen hijos adolescentes que, sumado a las mayores tareas escolares, quedan expuestos a los riesgos de una vida híper digitalizada sin supervisión.

Desde el 17 de marzo, los colaboradores de AT&T en México que pueden realizar sus tareas de forma remota, están trabajando desde casa. Después de más de un mes de esta medida preventiva, Guillermo Escobedo, Consultor de Equidad y Ética del departamento de Recursos Humanos, compartió los desafíos a los que se ha enfrentado como padre soltero: “Mi concentración se ve desafiada en casa. Existen situaciones con la familia, los vecinos, los ruidos en la calle y las mascotas que no se pueden controlar. A eso se suma el hecho de que comparto espacio de trabajo con mi hijo de 10 años, con quien tuve que organizarme para apoyar con sus actividades escolares”.

La UNICEF indica que al concederles a los padres el tiempo y la ayuda que necesitan para cuidar a sus hijos, las políticas del lugar de trabajo favorables a la familia (como licencias de paternidad, licencias por enfermedad, modalidades de trabajo flexibles) contribuyen a aliviar la carga de los hijos[2].

Con seis años en AT&T, María de los Ángeles Cantabrana, Gerente de Ventas Regional, asegura que esta es la primera vez que pasa tanto tiempo con sus tres hijos: “Lo irónico del trabajo vía remota es que estás todo el tiempo en casa, pero sin la holgura de la temporada vacacional. No puedes abandonar las responsabilidades laborales ni familiares”.

¿Hay posibilidad de un equilibrio saludable?

Abordar los desafíos que ha impuesto la pandemia implica hacerlo desde diferentes ángulos y tomando en cuenta distintos factores. El primero de ellos es generar entornos laborales que le permitan al empleado trabajar de forma flexible al tiempo de poder cuidar de sus familias.

Conforme la crisis sanitaria ha continuado evolucionando, AT&T sigue implementando acciones que permiten garantizar la seguridad y bienestar de los colaboradores. Por eso se han extendido beneficios temporales para los empleados en grupos vulnerables que no pueden trabajar desde casa, y se han reforzado medidas de seguridad e higienización en oficinas, tiendas, almacenes y centros de atención telefónica.

Sumado a esto, se ha puesto a disposición de los empleados herramientas tecnológicas que permiten a las áreas de soporte continuar con sus actividades vía remota, dando atención y seguimiento a las necesidades de los equipos operativos.

“No ha sido una tarea fácil, pero pertenecer a una compañía con alto sentido de responsabilidad que respalda a sus colaboradores, ayuda a reafirmar el compromiso que tenemos con las familias que dependen de nuestro trabajo en estos momentos clave”, señala María de los Ángeles.

Por su parte, Gemma Godoy, Empowerment Director en Momlancers (plataforma que conecta mamás profesionistas con empresas que buscan talento por proyecto), comparte algunas recomendaciones para trabajar desde una casa llena de niños:

1. Tu equipo es tu familia: establece una curva de energía para cada miembro de tu familia.

2. Identifica momentos y horarios en los que necesitas estar más presente en tu trabajo.

3. Asigna roles y responsabilidades entre las personas con las que vives en casa e incluye a tus hijos.

4. Escalona tus curvas de energía y las de tu familia con las responsabilidades que deben cumplir. Por ejemplo, si tienes más energía durante la mañana, realiza los proyectos que más requieran de ti.

5. Vive en paz con lo que no puedes negociar o cambiar y reconoce que siempre habrá imprevistos.

Fuente: https://www.expoknews.com/

Otras Fuentes

http://sirse.info
A través de "Otras fuentes" publicamos artículos relacionados de otros medios, notas de prensa, o artículos de usuarios no registrados en sirse.info
Otras Fuentes
Categorias: Internacional, Noticias

Escribir Comentario

<