Nuevo modelo para medir y gestionar la reputación: RepMeter

Nuevo modelo para medir y gestionar la reputación: RepMeter

El martes asistimos a la presentación del nuevo modelo de métricas de reputación, desarrollado por Reputation Intelligence, empresa creada por Fernando Prado, ex socio director en España de Reputation Institute, quien ha dejado la consultora internacional con el fin de emprender su propio proyecto empresarial con el apoyo de Interbrand del Grupo Omnicom. El mismo Fernando Prado, junto a Carmen Dato, directora de consultoría de la empresa, y Leonard J. Ponzi, Senior Advisor, nos explicaron los aspectos básicos del nuevo modelo y estuvimos debatiendo sobre la importancia crucial de medir la reputación.

Hay que reconocer que gestionar la reputación es uno de los principales dolores de cabeza que sufren las empresas hoy en día. Por eso, y ante la creciente necesidad de gestionarla bien, Reputation Intelligence ha decidido crear el RepMeter, un modelo pensado para medir la reputación de las instituciones, países, ciudades y líderes. Su propósito no es otro que ayudar a las empresas a construir un modelo predictivo que represente las áreas clave de la organización y les permita comprender mejor el vínculo emocional entre los grupos de interés y la compañía.

Gestionar algo que no puede medirse complica mucho su gestión y por eso sus creadores destacan la importancia del RepMeter. Pero, ¿cómo funciona? El modelo RepMeter cuenta con RepScore como indicador global de la reputación, considerada una variable emocional que se construye a partir de cuatro atributos emocionales: admiración, respeto, confianza y buena sensación, y que puede explicarse a través de tres ejes racionales: reputación de la organizaciónreputación operacional y reputación conductual. Estos tres ejes engloban a su vez doce atributos racionales relacionados con los comportamientos de los stakeholders clave hacia la organización, lo que permite analizar la conexión emocional con la marca.

A grandes rasgos, se puede decir que la reputación operacional engloba la calidad del producto, la sensibilidad para con el producto, el valor del dinero y la atención al cliente. La reputación de la organización se enfoca en cómo se sienten los empleados en su lugar de trabajo, cómo afecta el tipo de liderazgo y cuál es la relación con el rendimiento financiero. Por último, la reputación conductual considera la ética dentro y fuera de la empresa, la transparencia, la inversión social y el cuidado del medio ambiente.

Pensamos que es positivo que equipos expertos se unan para crear nuevos modelos que sean flexibles a la hora de considerar las necesidades específicas de las organizaciones con respecto a su sector, geografías y/o grupos de interés.

Desde Corporate Excellence damos la bienvenida a todos los esfuerzos que se realicen por crear nuevos modelos y métricas de intangibles que permitan a las empresas gestionar mejor su reputación, construir relaciones auténticas y sólidas con sus grupos de interés y preservar su valor en el largo plazo. Son iniciativas como estas las que nos acercan cada día un poco más a la excelencia empresarial.

Fuente: http://blog.corporateexcellence.org

Otras Fuentes

http://sirse.info
A través de "Otras fuentes" publicamos artículos relacionados de otros medios, notas de prensa, o artículos de usuarios no registrados en sirse.info
Otras Fuentes
Categorias: España, Noticias

Escribir Comentario

<