ODS: cinco debilidades y cinco fortalezas

ODS: cinco debilidades y cinco fortalezas

Su lado débil: no son conocidos por el gran público, falta de acción gubernamental en España, poca relevancia de forma expresa a los derechos humanos, son difíciles de comunicar y gestionar y la educación en estos valores es insuficiente. Su lado fuerte: sintetizan necesidades de todos los países, su Agenda tiene carácter universal e inclusivo, el interés unánime por innovar y la implicación de muchas empresas y su capacidad de actuar.

Cuando han pasado ya dos años y medio de la aprobación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, la red española del Pacto Mundial ha publicado una sincera reflexión en forma de análisis DAFO (Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades) en colaboración con una red de expertos. Este es un resumen de sus principales resultados.

Los ODS tienen cinco puntos débiles. Uno de ellos es la falta de conocimiento por parte de la sociedad, hay una sensación de que “no existen para el gran público”, según los expertos que han sido consultados. Por otro lado, al coincidir el lanzamiento de la Agenda 2030 con un gobierno en funciones en España, el impulso político ha sido insuficiente y, además, no están en los programas ni en los discursos de la mayoría de partidos políticos. Como afirma Joaquín Nieto, director de la oficina de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en España, “hay cambios positivos en el mundo de las personas informadas, pero no habrá cambios definitivos, mientras no se eleve el asunto en la agenda política”.

Además, como reconoce la Red Española del Pacto Mundial, “son ambiciosos, amplios, globales, favorecen que todo el mundo se pueda identificar con ellos, pero… tampoco son perfectos, y nuestros expertos señalan su debilidad interna más obvia. Hay una debilidad intrínseca en los ODS y es la falta de relevancia que se da de forma expresa a los derechos humanos”. Y algo que tampoco parece favorecer es que al haber pasado de ocho a 17, “son más difíciles de comunicar y de gestionar”. De ahí que el Pacto Mundial recomienda conocerlos e identificar aquellos con más impacto o sobre los que más capacidad de actuación tiene la entidad. Por último, la quinta debilidad reconocida es la insuficiente educación en estos valores, y “crear conciencia, es sinónimo de crear ciudadanos comprometidos y exigentes”.

En el otro extremo están sus fortalezas, también cinco. La primera de ellas es que cualquiera puede verse reflejado en sus metas porque “tienen la gran fortaleza de haber sintetizado las necesidades y carencias de todos los países del mundo y las preocupaciones de las personas, independientemente de donde vivan”. Las prioridades en las que coinciden son educación salud, empleo y buen gobierno. Esto está muy relacionado con otro punto fuerte, que es su carácter universal e inclusivo, “no dejar a nadie atrás”.

También es muy positiva su apuesta por la innovación. En este sentido, desde el Pacto Mundial se señala que “esta línea enlaza con una fortaleza intrínseca del mundo empresarial. No en vano, el Objetivo 9: Industria, innovación e infraestructuras es el más trabajado por las empresas del Ibex 35 durante el año pasado. Esto indica la identificación de la innovación con el liderazgo empresarial”.

Y que las empresas españolas, especialmente las grandes, hayan reaccionado con rapidez y estén muy implicadas es otro punto muy a favor. No solo porque los hayan incluido y empezado a alinear su estrategia con ellos, sino también por la capacidad que tienen para actuar sobre numerosos grupos de interés de entre los que destacan dos: los proveedores, de cara a las aportaciones de la cadena de valor y, los clientes.

Para completar el análisis DAFO, las cinco amenazas son: cambios en la política internacional, escasez de unas vías directas ejecutivas con organismos internacionales, simplificación del mensaje para lograr que se transmitan mejor, confusión entre lo que es transformador y lo que sólo lo parece y, finalmente, las dos velocidades entre pymes y grandes empresas.

En cuanto a las oportunidades, se resumen en las alianzas como único camino, la relación educación/información/comunicación, la financiación, mejorar indicadores y procedimientos y reconocer “sin complejos, pero también sin matices acusatorios”, que el marco mundial del desarrollo sostenible implica grandes oportunidades de negocio para las empresas.

Fuente: https://diarioresponsable.com

Otras Fuentes

Otras Fuentes

http://sirse.info
A través de "Otras fuentes" publicamos artículos relacionados de otros medios, notas de prensa, o artículos de usuarios no registrados en sirse.info
Otras Fuentes
Categorias: Internacional, Noticias

Escribir Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
Campos Obligatorios*