Oxfam presentó el ranking de sustentabilidad para el sector de la alimentación

Oxfam presentó el ranking de sustentabilidad para el sector de la alimentación

La actualización de abril de 2016 del ranking Behind the Brands de Oxfam muestra avances prometedores en los compromisos políticos de las 10 mayores empresas de alimentos y bebidas. Nueve de las “10 grandes” han mejorado sus puntuaciones en al menos un 10% durante los tres años que Oxfam lleva puntuando sus políticas en la tabla de clasificación de la campaña Tras la marca.

Oxfam ha destacado los importantes avances que la mayoría de las empresas ha logrado para mejorar sus políticas en los ámbitos de derechos sobre la tierra, reducción de los gases de efecto invernadero de origen agrícola e igualdad de género en las cadenas de suministro de las empresas. Desde que la campaña comenzó, Kellogg (que ha incrementado su puntuación en un 30%) y Unilever (con un aumento del 26%) son las empresas que mayores progresos han realizado en todas las áreas temáticas.

Las más de 700.000 acciones puestas en marcha en el marco de Tras la marca han impulsado a las “10 grandes” a tomar medidas significativas para abordar las deficiencias que la campaña de Oxfam identificó en determinadas políticas: igualdad de género, derechos sobre la tierra y reducción de los gases de efecto invernadero generados en las cadenas de suministro agrícolas. Las empresas han mejorado de forma notable en estas cuestiones, con un incremento medio de la puntuación de un 24%, 37% y 32% respectivamente.

“Estos gigantes de la industria de la alimentación y las bebidas han asumido compromisos políticos positivos y demostrado, así, que escuchan a los consumidores. Esperemos que esto sirva de ejemplo e inspiración para otras muchas empresas”, afirma la responsable de la campaña, Monique van Zijl. “Ahora resulta crucial que las ’10 grandes ‘cambien de forma sustancial sus modelos de negocio para cumplir con los compromisos adquiridos y abordar las políticas de sus proveedores a fin de garantizar que los productores a pequeña escala obtengan unos salarios justos y dignos”.
La tabla de clasificación de la campaña Tras la marca compara los diversos compromisos de sostenibilidad de las “10 grandes”, centrándose en siete áreas temáticas: transparencia, derechos de las mujeres, de los trabajadores y de los agricultores, acceso a la tierra y el agua, y cambio climático.
Las áreas temáticas en las que las puntuaciones de las empresas han mejorado menos son los derechos de los trabajadores, el acceso al agua y la transparencia.

En febrero de 2013, la puntuación total de siete de las 10 empresas era igual o inferior al 31%. En abril de 2016, ninguna de las empresas puntúa por debajo del 36%.

A lo largo de la campaña, Unilever y Nestlé han liderado la tabla de clasificación gracias a sus políticas contra el cambio climático. En apenas dos años, Unilever ha desbancado a Nestlé del primer puesto.
Coca-Cola, con sólidas políticas en materia de derechos sobre la tierra, se posiciona en tercer lugar con un 57%, seguida por Kellogg con un 53%. ABF, que ocupaba la última posición en 2013, ha asumido débiles compromisos en materia de derechos de los agricultores y las mujeres y acceso al agua y, en 2016, continúa siendo una de las empresas que peor puntúa con tan solo un 36%, a pesar de las mejoras acometidas por algunas de sus empresas subsidiarias (cabe destacar los avances de Illovo Sugar en materia de derechos sobre la tierra). Danone es otra de las empresas que peor puntúa, a pesar de haber asumido importantes compromisos en materia de lucha contra el cambio climático.
“A pesar de que durante los últimos tres años las ’10 grandes’ han hecho progresos significativos, aún tienen mucho trabajo por hacer. Dadas las desigualdades e injusticias que existen en el sistema alimentario y que dejan a millones de personas en riesgo de sufrir inseguridad alimentaria, especialmente a los productores y productoras a pequeña escala, las ’10 grandes’ deben usar su poder e influencia para transformar la forma en que los alimentos se producen, se procesan y se comercializan “, subraya van Zijl. “Dar un mayor poder y valor económico a los agricultores, los trabajadores y las comunidades productoras de alimentos no solo beneficiará a todas las personas, sino también a las empresas a largo plazo”.

Fuente: http://prohumana.cl/

Otras Fuentes

http://sirse.info
A través de "Otras fuentes" publicamos artículos relacionados de otros medios, notas de prensa, o artículos de usuarios no registrados en sirse.info
Otras Fuentes
Categorias: Iberoamérica, Noticias

Escribir Comentario

<