¿Qué es la obsolescencia programada y el derecho a reparar?

¿Qué es la obsolescencia programada y el derecho a reparar?

¿Alguna vez te has preguntado por qué algunos bienes de consumo no duran? Desde teléfonos celulares, electrodomésticos, ropa, hasta llantas de automóviles. Es probable que algunos productos que usamos todos los días pudieran durar mucho más, pero no lo hacen.

Por otra parte, mira a tu alrededor, compras importantes como vehículos o electrodomésticos grandes siempre parecen fallar inmediatamente después de que expira la garantía del fabricante. ¿Lo habías notado?

¿O te has cuestionado cómo es posible que una sociedad tan avanzada pueda fabricar materiales lo suficientemente duraderos como para aventurarse en el espacio y al mismo tiempo no tenga la capacidad de crear un neumático de automóvil que dure más de unos pocos años?

La respuesta es simple: la obsolescencia programada, este truco de marketing y fabricación es tan efectivo que nos mantiene comprando y comprando.

¿Qué es la obsolescencia programada?

La obsolescencia programada describe una estrategia para garantizar deliberadamente que la versión actual de un producto quede desactualizada o sea inútil dentro de un período conocido. Es un movimiento decidido y proactivo para garantizar que los consumidores busquen reemplazos y aumenten la demanda.

La obsolescencia programada significa que un producto se volverá obsoleto en una fecha determinada o dentro de un tiempo específico.

La obsolescencia se puede lograr mediante:

  • Limitar la capacidad de un producto para resistir el desgaste normal.
  • La introducción de un modelo de reemplazo muy superior.
  • Diseñar intencionalmente un producto para que deje de funcionar. correctamente dentro de un período de tiempo específico.

Los ejemplos pueden incluir:

  • Neumáticos de automóvil que se desgastan después de 30.000 millas.
  • Prendas de vestir que se rompen después de un uso limitado.
  • Computadoras, teléfonos celulares o tabletas que no pueden funcionar con software o aplicaciones actualizados.
  • Dispositivos electrónicos que tienen baterías difíciles de reemplazar.

¿Qué importancia tiene la obsolescencia programada?

De acuerdo con Sustainable Brands, la vida útil de los dispositivos y aparatos eléctricos se está acortando. La Agencia Alemana de Medio Ambiente (UBA) encargó un estudio al Öko-Institut e.V. y Universidad de Bonn. Posteriormente, la presidenta de la UBA, Maria Krautzberger, dijo:

Muchos electrodomésticos tienen una vida útil demasiado corta. Esto es ecológicamente inaceptable. La fabricación de productos consume recursos preciosos, y los contaminantes y los gases de efecto invernadero son una presión para el medio ambiente y el clima.

Maria Krautzberge, presidenta de la UBA.

Claramente, es hora de pensar en los requisitos mínimos de vida útil y durabilidad del producto. Quizás la respuesta sea un período mínimo de durabilidad para los productos electrónicos. Se reemplazan demasiados dispositivos, debido a funciones más lentas o baterías inalcanzables, a pesar de que todavía están en buen estado de funcionamiento.

Obsolescencia planificada y sostenibilidad

La obsolescencia planificada va en contra de la sostenibilidad. Cada vez que un producto de consumo se tira a la basura o se tira a un vertedero, daña nuestro medio ambiente a largo plazo.

Siempre que sea necesario reemplazar un producto obsoleto, se debe:

  1. Obtener la materia prima (lo que podría causar deforestación y cicatrices).
  2. Fabricarse un reemplazo (que puede causar contaminación atmosférica y acústica).
  3. El producto debe ponerse en manos de un consumidor, un proceso de entrega que todavía depende principalmente de combustibles fósiles.

Los neumáticos de automóviles y los teléfonos móviles son ejemplos perfectos de obsolescencia planificada que va en contra de nuestro medio ambiente.

Los datos actuales son difíciles de calificar, pero la Agencia de Protección Ambiental dice que a partir de 2003, aproximadamente el 80% de los neumáticos usados ​​ahora se reciclan de alguna manera. Es una excelente noticia que se reutilicen tantos neumáticos, pero aproximadamente 60 millones de neumáticos todavía terminan en los vertederos, o simplemente se tiran al desierto.

Los teléfonos móviles, que son más pequeños pero que dependen en gran medida de los recursos, son otro buen ejemplo.

Considera las “entrañas” de tu teléfono celular. Estas pequeñas maravillas de la tecnología requieren metales preciosos como cobalto, cobre, oro y otros minerales conflictivos, que los fabricantes deben obtener continuamente. También necesitan plásticos, siliconas y resinas, todo lo que necesita fabricarse en fábricas.

Los efectos dañinos de la obsolescencia programada en nuestro medio ambiente son genuinos.

Por tal motivo muchos consumidores se sorprenden cuando escuchan sobre organizaciones de alto perfil, tal es el caso de Apple, que utiliza estas tácticas de marketing manipuladoras.

La obsolescencia programada: Apple

Hace unos años, Apple — empresa estadounidense que diseña y produce equipos electrónicos, software y servicios en línea— admitió abiertamente que había ralentizado los modelos de iPhone más antiguos para fomentar la venta de nuevos productos, según Forbes.

Luego, en 2018, Apple y Samsung fueron investigados en Francia por las mismas travesuras. Esto debería hacer sonar las alarmas de los consumidores conscientes, por varias razones:

  • Hacer deliberadamente que una pieza de tecnología se vuelva inútil para generar ventas es muy poco ético.
  • Evitar que los consumidores repare sus productos, incluso reemplazando componentes básicos como baterías, significa un aumento en las ventas de nuevos productos.
  • Los consumidores gastan fondos adicionales y se ejerce una presión innecesaria sobre nuestro medio ambiente, todo por el bien de los ingresos.

La buena noticia es que algunas organizaciones están luchando contra la obsolescencia programada.

El derecho a reparar el movimiento y las organizaciones contra la obsolescencia programada

Los conceptos de derecho a reparación y reparación justa comenzaron en los EE. UU., con la industria automotriz.

Massachusetts fue el primer estado en aprobar una Ley de Derecho a Reparar del Propietario de Vehículos Motorizados. en 2012. Esta innovadora legislación estatal requería que los fabricantes de vehículos proporcionaran información para permitir que cualquiera pudiera reparar sus vehículos.

Si bien no es una ley federal, todos los fabricantes de automóviles que venden en los EE. UU. han acordado cumplir con la ley de Massachusetts, en los 50 estados, a partir de 2018.

Inspirada por este enfoque en Massachusetts, la Coalición por el derecho digital a la reparación se fundó en 2013 para llevar los mismos principios a los productos electrónicos de consumo, como las computadoras y los teléfonos celulares.

La Coalición por el Derecho Digital a la Reparación

La Coalición por el Derecho Digital a la Reparación se incorporó en 2013 como una Asociación Comercial 501 (c) 6. En la actualidad, la Coalición se centra en la electrónica de consumo, incluidos:

  • Teléfonos inteligentes.
  • Computadoras.
  • Computadoras portátiles.
  • Tabletas.

Pero su atención va más allá del enfoque estándar de los teléfonos inteligentes para abordar la capacidad de reparación y reutilización de otros dispositivos personales, como marcapasos o audífonos.

En última instancia, depende de los consumidores exigir más a los fabricantes de productos electrónicos. Ya sea que eso signifique garantías más duraderas o la capacidad de reparar sus dispositivos con facilidad, estas empresas pueden hacerlo mejor.

Por ahora, reciclar teléfonos inteligentes y dispositivos es una forma de reducir la contaminación y las cicatrices asociadas con los procesos de fabricación. No obstante, ¿sabes lo qué está sucediendo en México respecto al tema?

10 años en prisión por reparar tu celular: México

Recientemente, el Senado aprobó reformas a la Ley Federal del Derecho de Autor (LFDA) y al Código Penal Federal para adecuar la legislación mexicana al capítulo de propiedad intelectual del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

Situación que ha denunciado la Red en Defensa de los Derechos Digitales (R3D) ya que esta propuesta de ley significa que si tú decides reparar tu dispositivo como celular, consola o computadora (producto de la obsolescencia programada) con alguien más que no sea la marca del equipo, simplemente podrías ir a la cárcel.

De acuerdo con R3D, “estas reformas son una amenaza a los derechos humanos” por dos puntos en específico:

  • Censura digital.
  • Reparación o modificación de dispositivos con sanción.

Censura digital

En este caso, según la reforma de la LFDA, se planea establecer un mecanismo privado de censura o “notificación y retirada”, lo que significa que si alguien afirma que un contenido o publicación en línea está violando sus derechos de autor, los proveedores de Internet se verán obligados a eliminarlo. El problema surge debido a que no se necesitan dar pruebas ni órdenes judiciales para realizar dicha acción.

Esto podría provocar una situación caótica: al momento de argumentar bajo “propiedad intelectual” de forma ilícita, se podría eliminar con facilidad contenido de Internet que no sea conveniente para empresas, organismos o sociedad.

México no está obligado a implementar este mecanismo, ya que el T-MEC reconoce que las adecuaciones deben respetar las disposiciones constitucionales vigentes. La notificación y retirada es violatoria del derecho a la libertad de expresión, consagrado en los artículos 6 y 7 de la Constitución. R3D.

Reparación o modificación de dispositivos con sanción

De acuerdo con la R3D, las reformas propuestas afirman que las sanciones pueden alcanzar hasta los 10 años de cárcel bajo el cargo de “eludir medidas tecnológicas de protección”

Estas medidas, también llamadas “candados digitales”, son impuestas por fabricantes de hardware y software para impedir el acceso, copia o modificación de información contenida en un dispositivo o sistema.

La problemática radica en que se están generando obstáculos para que la gente pueda reparar los dispositivos que han comprado con sus propios medios, modificarlos o utilizar piezas distintas al original. Empero, eso no es todo:

Incluso limita la posibilidad de usar fragmentos de obras extraídas de un soporte adquirido legalmente, como hacer una captura de pantalla o video. Cualquiera de esas actividades te podría acarrear multas millonarias o mandarte a prisión.

 R3D.

Ante la reforma de la LFDA, los afectados han creado el hashtag #NiCensuraNiCandados.

A través de este movimiento se intenta ejercer presión a la Cámara de Diputados para que se realice un proceso de parlamento abierto con participación de la sociedad civil, al mismo tiempo que desea eliminar los mecanismos de censura, se subsanen las deficiencias y se integran excepciones. ¿El resultado?

La CNDH presentó una acción de inconstitucionalidad en contra de las reformas mencionadas a la LFDA, ya que de acuerdo al análisis de diversas organizaciones civiles nacionales e internacionales especializadas en la materia, las reformas aprobadas:

  • Habilitan la censura en línea, debido al establecimiento del mecanismo de “notificación y retirada”.
  • Privilegian los intereses de las grandes corporaciones frente a la autodeterminación que tienen las personas en México en el uso de sus dispositivos, por la falta de excepciones previstas a la elusión de medidas tecnológicas de protección.

Celebramos la presentación de la acción de inconstitucionalidad por parte de la CNDH, lo cual representa un acto de congruencia con su responsabilidad y competencia. En lo consecuente, las organizaciones firmantes exhortamos a la SCJN a dejar sin efecto reformas tan regresivas y lesivas para los derechos humanos.

Fuente: https://www.expoknews.com/

Otras Fuentes
Categorias: Internacional, Noticias

Escribir Comentario

<