Reprueban firmas tecnológicas en derechos humanos a través de la cadena de valor

Reprueban firmas tecnológicas en derechos humanos a través de la cadena de valor

Ninguna empresa evaluada podría probar que los trabajadores de su cadena de suministro tienen derecho a sindicalizarse.

De acuerdo con el portal Edie.net, en un nuevo análisis de cómo las 49 empresas de TIC más grandes del mundo están protegiendo los derechos humanos en sus cadenas de suministro, el puntaje promedio es de apenas 30%.

Compilado por la ONG Know the Chain, el punto de referencia evalúa a las empresas en una variedad de métricas relacionadas con:

  • Compromisos.
  • Gobernancia.
  • Trazabilidad y evaluaciones de riesgos.
  • Prácticas de compra.
  • Prácticas de reclutamiento.
  • Supervisión.
  • Garantizar la voz y la reparación de los trabajadores cuando se producen infracciones.

Se encontró que el desempeño en: la voz de los trabajadores y las prácticas de reclutamiento era particularmente débil en todos los ámbitos. Como ejemplo, ninguna empresa evaluada podría probar que los trabajadores de toda la cadena de suministro tenían derecho a organizarse colectivamente y negociar para obtener mejores condiciones.

Las áreas de mayor desempeño fueron: los compromisos, la gobernanza, la trazabilidad, la evaluación y remediación de riesgos. Sin embargo, esto no fue suficiente para sacar el puntaje promedio por encima del 30%.

¿Quiénes son estas empresas?

Colectivamente, las empresas analizadas tienen una capitalización de mercado combinada de más de $ 5 billones de USD.

Las pocas empresas que obtuvieron un puntaje muy superior al promedio del 30% incluyen:

  • Hewlett Packard Enterprise (70%)
  • HP Inc (69%)
  • Samsung (69%)
  • Intel (68%)
  • Apple (68%)
  • Dell (63%)
  • Microsoft (59%)

Los grandes nombres con una puntuación considerablemente menor al 30% incluyen:

  • Canon (14%)
  • Panasonic (13%)
  • Microchip (9%)

Aquí el listado:

Fuente: KnowTheChain.org

En términos geográficos, el peor desempeño promedio se registró en Asia (18%), mientras que el mejor (40%) se registró en América del Norte. Know The Chain también notó discrepancias relacionadas con el tamaño de la empresa: las de mayor capitalización de mercado generalmente obtienen puntajes más altos que las empresas más pequeñas.

Según los datos del informe, concluye:

El sector de la electrónica mundial está compuesto por corporaciones poderosas … esto conlleva el deber de prevenir y abordar el trabajo forzoso en las cadenas de suministro del sector de las TIC, particularmente cuando las crisis como COVID-19 exacerban los factores que hacen que los trabajadores sean vulnerables al trabajo forzado.

En un intento por estimular la mejora en la ambición y la acción corporativa, el estudio contiene una serie de recomendaciones para empresas, estudios de casos de mejores prácticas y llamados a acciones para los inversores.

Se insta a las empresas, entre otras cosas, a realizar visitas no anunciadas y entrevistas a trabajadores fuera del sitio; publicar listas de proveedores con información más allá del nombre y la dirección; fortalecer los requisitos de las normas laborales en los contratos y comprometerse con los sindicatos.

Negocio riesgoso

Las cadenas de suministro de TIC son ampliamente consideradas como un área de alto riesgo para los abusos de los derechos humanos, dada la dependencia de la industria en la minería de metales y minerales y en el sector químico.

Además, las cadenas de suministro del sector son complejas; un teléfono inteligente contendrá cientos de componentes, cada uno con su propia cadena de suministro respectiva. Esto hace que la transparencia y la aplicación de las normas sean un desafío.

En un informe anterior, Know the Chain destacó el hecho de que un tercio de los trabajadores migrantes en el sector electrónico de Malasia se encuentran en situaciones de trabajo forzado.

La etapa final de la vida de la cadena de valor de las TIC también está plagada de problemas éticos. De los 50 millones de toneladas métricas de desechos electrónicos generados en 2018, la gran mayoría no se tiene en cuenta, lo que significa que es probable que contamine la tierra o el agua. En áreas donde grandes cantidades de estos desechos terminan en la tierra, las pandillas de trabajos forzados que luchan por reciclar o reutilizar las empresas, abundan.

Según el Benchmark de Derechos Humanos Corporativos (CHRB), menos de la mitad de los fabricantes de tecnología más grandes del mundo pueden demostrar que sus cadenas de valor operan de acuerdo con los Principios Rectores de los Derechos Humanos de la ONU.

Fuente: https://www.expoknews.com/

Otras Fuentes
Categorias: Derechos Humanos

Escribir Comentario

<