Menos de 60 empresas, responsables de la contaminación ambiental global por plásticos

Menos de 60 empresas, responsables de la contaminación ambiental global por plásticos

Un estudio recién publicado indica que el 50 % de la contaminación ambiental global por plásticos se atribuye a menos de 60 empresas y que tan sólo 5 marcas son responsables del 24 % de los artículos plásticos de marca que pudieron identificarse.

Además, los plásticos guardan una relación estrecha con la extracción de combustibles fósiles y, por consiguiente, con el cambio climático que produce esta industria que es considerada como la mayor responsable de la emisión de gases contaminantes.

Pese a los problemas de contaminación generados por el uso de plásticos,el estudio revela que su producción se duplicó en tan solo un año, pasando de 200 millones de toneladas (Mt) en 2019 a 400 Mt para 2020, lo que, por supuesto, representa también un aumento en los residuos plásticos y mayores volúmenes de sustancias y subproductos químicos asociados a este tipo de desechos, que contaminan el medio ambiente.

A continuación, te contamos cuáles son las empresas de las que más desechos de este tipo pudieron identificarse.

El problema de la contaminación ambiental global por plásticos

El 24 de abril se publicó en la revista Science Advances un estudio que pone al descubierto que 56 empresas representan más del 50 % de los artículos de plástico en el medio ambiente, mientras que sólo cinco empresas generan el 24 % de los residuos plásticos en el mundo: The Coca-Cola Company (11%), PepsiCo (5 %), Nestlé (3 %), Danone (3 %) y Altria (2%).

Por otro lado, el 50% de los desechos plásticos en el planeta no tenían marca, lo que pone en evidencia la necesidad de que el productor brinde informes obligatorios de sus productos para poder identificarlos y que dichas compañías se hagan responsables del manejo de sus desechos.

Para este análisis se utilizaron datos de 84 países durante cinco años (2018-2022), proporcionados por Break Free From Plastic Brand Audit, con el objetivo de identificar las marcas de los residuos plásticos que se encuentran en el medio ambiente y se requirieron 1576 auditorías para obtener la información. El estudio también deja ver que las empresas de alimentos y bebidas son las que más contaminación ambiental por plásticos producen y que hay una relación proporcional entre la cantidad anual de plásticos que producen y la contaminación por este tipo de artículos que genera la marca.

Las marcas se deben hacer cargo

Esta investigación plantea que las marcas pueden servir para hacer que las empresas se responsabilicen por los plásticos que generan, pues a diferencia de los productores de contaminantes químicos, cuya identificación de desechos requiere un análisis mucho más complicado, los productores de contaminantes plásticos pueden rastrearse, la mayoría de las veces, mediante la etiqueta de sus productos.

De acuerdo con los autores del estudio, anteriormente se hacía énfasis en que las acciones de los consumidores y las infraestructuras para la gestión de residuos eran las principales soluciones ante el problema de la contaminación por plásticos en lugar de responsabilizar al productor por los desechos generados.

No obstante, los investigadores consideran que en la actualidad uno de los desafíos más grandes para hacer menguar este problema es poder identificar de dónde provienen estos residuos y quién los produjo, puesto que la planeación de la circularidad del producto tiene vital importancia para poder combatir la contaminación plástica.

Y es que, en general, para poder enfrentar el cambio climático necesitamos exigir que los productores se hagan cargo de sus residuos contaminantes e implementen la economía circular como parte de su cultura organizacional, ya que la gestión de residuos debe iniciar en la planeación del producto, desde los materiales con los que se elabora, hasta cómo asegurarse de que sea adecuadamente tratado para reutilizarse y volver ser utilizado.

Las compañías dicen estar trabajando en el asunto

El portal edie contactó a las principales empresas productoras de desechos plásticos para preguntarles sobre su opinión de los hallazgos de esta investigación. Al respecto, Coca-Cola Gran Bretaña aseguró que se están ocupando de reducir la cantidad de envases plásticos que venden “Tenemos el ambicioso objetivo de recolectar y reciclar una botella o lata por cada una que vendamos para 2030”.

Por su parte, un portavoz de PepsiCo indicó que han realizado inversiones significativas durante más de diez años para: “reducir el embalaje que utilizamos, escalar modelos reutilizables y asociarnos para desarrollar aún más sistemas de recolección y reciclaje”

Nestlé comentó que se encuentran trabajando para reducir la contaminación plástica: “Hemos reducido en los últimos cinco años nuestro uso de plástico nuevo (virgen) en un 14,9%»

Danone señaló que: “Hay barreras sistémicas que superar para reducir los desechos plásticos, como infraestructuras de reutilización, recolección y reciclaje poco desarrolladas y la escasez de materiales reciclados”

La necesidad de un Acuerdo Global de Plásticos

Las empresas señaladas en el estudio apelaron a la formalización del Tratado Global de Plásticos, mismo que aún se encuentra en negociaciones que, se estima, concluirán a finales del 2024. Este tratado pretende ser un “instrumento internacional jurídicamente vinculante sobre la contaminación por plásticos” que deberá abordar el ciclo de vida de este tipo de productos, con el objetivo de combatir este problema mundial que afecta no sólo a los ecosistemas, sino a la salud humana.

PepsiCo se manifestó a favor del Tratado Global de Plásticos: «abogamos por un marco político global ambicioso y vinculante para ayudar a abordar la contaminación plástica e instamos a otros a aprovechar la oportunidad para hacer lo mismo», mientras que Nestlé dijo que no sólo apoya el Tratado de la ONU, sino que sería parte de las negociaciones del mismo en Ottawa. Asimismo, Danone considera que este Tratado “representaría una gran oportunidad para desbloquear y acelerar el progreso en la circularidad de los plásticos».

Por supuesto, parte crucial de la contaminación ambiental global por plásticos se podría resolver con un tratado que obligue a empresas y países a hacerse cargo de sus residuos plásticos y que la circularidad sea la base de sus modelos de negocio a riesgo de una sanción en caso de no cumplir con ello, así como un sistema de auditorías que revisen que las compañías, en efecto, cumplan con la gestión de sus residuos y los Estados cuenten con la implementación de un sistema de recolección y reciclaje eficiente.

Este estudio pone en evidencia la falta de RSE de muchas compañías en un asunto de años que aún no han resuelto y están lejos de solucionar. Principalmente las empresas, deberían hacerse cargo de los residuos altamente nocivos para el Planeta que generan con lo que venden.

Fuente: https://www.expoknews.com/

Categorias: Medio Ambiente, Noticias

Escribir Comentario

<