Tendencias, desafíos y oportunidades en la transición energética en América Latina

Tendencias, desafíos y oportunidades en la transición energética en América Latina

En años recientes, América Latina experimentó una importante transformación en el sector energético, impulsada por el creciente interés en las energías limpias y sostenibles a largo plazo. En relación con ello, Aggreko realizó el «Informe sobre la Transición Energética en América Latina«, al que NotiPress tuvo acceso, esto con la finalidad de identificar las principales, tendencias, desafíos y oportunidades emergentes en este contexto dinámico.

La empresa impulsora del desarrollo sostenible en la región, realizó el estudio con más de 830 profesionales del sector eléctrico e infraestructuras, concesionarias, empresas de T&D, agencias reguladoras y proveedores de servicios públicos de más de 13 países de América Latina. A su vez, el principal objetivo del análisis fue comprender cómo las empresas abordan los desafíos y oportunidades de la transición hacia fuentes de energía limpias y sostenibles.

De esta forma, el informe reveló que en México, 43% de los profesionales del sector eléctrico y de infraestructuras consideran la transición a fuentes de energía como prioridad empresarial número 1, por lo cual cuentan con muchas soluciones y planes de sostenibilidad.

En consonancia con ello, cerca del 52% considera la transición energética una oportunidad significativa y no una amenaza para su organización. A su vez, 51% de los empresarios mexicanos señalan los costos de transición hacia soluciones sostenibles como los principales retos a los que se enfrentan en términos de consumo energético. De igual forma, 44% identifica la falta de fiabilidad del suministro y la dificultad para mantener este entre los desafíos cruciales para concretar su transición hacia otras fuentes energéticas.

Por otra parte, a nivel regional, la investigación revela que las empresas tienen una visión general positiva en relación con la transición hacia fuentes de energía sostenible, con un 65% apreciando esto como una oportunidad significativa. Además, cerca del 34% de los encuestados ven la transición hacia fuentes de energía sostenibles como una prioridad máxima, por lo cual, las organizaciones tienen planes sostenibles en vigor.

Hugo Domínguez, líder del sector de servicios públicos para América Latina de Aggreko, afirma, con base en el informe existe una clara tendencia de crecimiento e interés en la adopción e implementación de energías sostenibles en la región. «Estos descubrimientos refuerzan la necesidad de un enfoque colaborativo entre empresas, gobierno y entidades reguladas para crear un entorno más favorable para la transición energética«. De esta manera, el ejecutivo asegura, la cooperación efectiva y las estrategias planificadas, bajo consideraciones en torno a desafíos y oportunidades, garantizarán la transformación hacia un futuro sostenible y resiliente

Como parte de esta información, Domínguez resalta que en la región existe una marcada preferencia en torno a la Energía como Servicio, cual modelo de negocio. Esto consiste en que una empresa proporcione y gestione todos los aspectos de infraestructura de energía para sus clientes, esto incluye: instalación, operación, mantenimiento e incluso financiamiento de infraestructura. Mientras, el segundo lugar en tendencias de modelo de negocio lo ocupa el O&M-Funcionamiento y Mantenimiento. En el cual, las organizaciones prestadoras de servicios son responsables de garantizar que las instalaciones funcionen de manera eficiente y confiable.

Sobre el tipo de energías por las cuales los países de América Latina se han decantado, también es parte del informe de Aggreko. Así, menciona, más del 84% de las organizaciones de la región señalan la energía solar como la protagonista en esta transición, 72% opten por la energía eólica y 43% apuntan al agua. Sin importar la respuesta en torno al tipo de energía clave, 35% de los encuestados destacó como factor más relevante para la penetración de fuentes renovables de energía, la inversión estructural. La cual, incluye el desarrollo de infraestructura y la modernización de redes eléctricas preexistentes a fin de dar cabida a energías limpias.

Así, con datos sobre el panorama general de la transición energética en la región, Domínguez comenta, «la transición energética es prioritaria para la mayoría de las empresas, sin embargo, estas carecen de conocimiento y recursos para avanzar«. Ante ello, el ejecutivo señala como posible solución la colaboración entre organizaciones y consultores especializados en energías sostenibles.

«En Aggreko estamos comprometidos con esta transición, ofreciendo soluciones adaptadas a las necesidades de cada cliente y socio«. Junto con ello, el ejecutivo argumenta, la transición hacia una matriz energética limpia no es solo una necesidad ambiental, sino una oportunidad para impulsar el crecimiento económico y calidad de vida en América Latina.

Fuente: https://nayaritnoticias.com/

Escribir Comentario

<